viernes, 31 de diciembre de 2010

Proyecto 1975. Los rostros de la letra.

avatar Palace


El Proyecto "1975", de Jorge Carrión, tiene por objetivo elaborar una antología del futuro de la literatura en español, sumamente novedosa, considerando que a involucrado no sólo a escritores sino también a fotógrafos representativos nacidos después de 1975, y a Roc Herms, artista gráfico y fotógrafo, a quien también tuve el gusto de conocer on-line vía un chat 2d (digo yo que es 2d) creado en 1995.

En su página Roc nos ilustra de mejor manera sobre su propuesta al Proyecto 1975. Los rostros de la letra:

"Jordi Carrión, escritor español vinculado al movimiento Afterpop, me ha involucrado en un proyecto. Con él pretende recoger y poner rostro a las letras de distintos escritores. Aquí entramos yo y otros fotógrafos, como Iñaki Domingo de NoPhoto.

Mi idea ha sido llevarme cada escritor a un mundo virtual distinto, realizándoles una pequeña entrevista y capturando la luz de sus pixeles. Pensé que podía ser un buena ocasión para realizar un trabajo arqueológico sobre estos entornos; desde los chats 2D de medianos de los 90, dónde tu avatar era un simple gráfico, hasta los entornos 3D mas avanzados."


lunes, 27 de diciembre de 2010

Imágenes de las Chimeneas Gigantes del 2001 al 2009

Imágenes de 9 años de Tradición del Paseo Real de las Chimeneas Gigantes
de Trinidad, Santa Bárbara:



domingo, 26 de diciembre de 2010

La savia popular revitaliza al arte hondureño. Helen Umaña

Foto: Gustavo Campos

Mario Gallardo publicó en La obsesión de Babel la siguiente entrada:


El pasado viernes 10 de diciembre viajamos a Trinidad, Santa Bárbara, junto a Helen, Rocío y Armando. Después de la escala técnica en El Galopa, llegamos al filo de las 9:00 de la noche y fuimos recibidos, con la cálida hospitalidad triniteca, por Delmer López, Samuel Trigueros, Mega y los compas de La Siembra. Todos estaban inmersos en la actividad previa al día de la quema. Esa misma noche vimos algunas de las chimeneas, pero fue hasta la mañana siguiente cuando pudimos apreciarlas cabalmente; también conversamos con los pobladores, quienes se han identificado totalmente con la actividad a lo largo de estos años. Nadie mejor que Helen Umaña para describir esta maravillosa experiencia en las líneas que siguen a continuación; además, puede complementar su lectura con las imágenes captadas por Armando García, Gustavo Campos y Mario Gallardo haciendo click aquí.


La savia popular revitaliza al arte hondureño.
Helen Umaña

El portal, a la entrada, con símbolos teatrales sobre la simulada y gris pared, nos pone sobre aviso: entramos a una región en donde, por algunas horas, la imaginación y la creatividad imperan. Estamos en un espacio público ganado al boicot oficial que las desterró del centro de la ciudad.
La tortuga es inmensa y sobre su bien delineado caparazón porta un mapa de Honduras: «Representa al país porque su desarrollo es muy lento, como el paso de la tortuga», nos explica un niño que no va más allá de los doce años.
Otra escultura reproduce a un conocido personaje de las series infantiles televisivas. El amarillo intenso refulge al espléndido sol de la mañana triniteca. La larga cola simula mortífero rayo: «Este es PicaEneeChú: sólo perdona las deudas de los ricos pero no las de los pobres», indica el pequeñín.
«Juan Pueblo» se lee sobre la alta cruz. Como balanza, del brazo horizontal cuelgan dos bandejas: una, llena de gorilas de peluche, domina con su peso; la otra contiene paquetes de alimentos y granos básicos y se ha ido hacia arriba. Al pie, la pala, el martillo, el serrucho y la piedra de moler recuerdan la precariedad de las armas con las cuales Juan Pueblo libra su cotidiana batalla contra el hambre. En la base del fiel-cruz, una peana. «Se puede subir el que quiera», anuncia un joven. Una hermosa mujer vence el miedo y acepta el reto. «Estire los brazos»; «incline la cabeza», dicen algunas voces. El largo cabello le cubre parte del rostro. Eva crucificada, susurra una voz dentro de mí. A sesenta años de distancia, la obsesión del novelista Toño Rosa parece corporizarse. Un cuadro vivo dentro de la mejor tradición del teatro de evangelización. De sopetón, el arte dramático, había irrumpido en forma espontánea provocando la analogía. Las cámaras, afortunadamente, atraparon la belleza del instante.
Reproduciendo el deformado y esquelético cuerpo de Sméagol, el infrahumano personaje de «El señor de los anillos», la enorme caricatura-escultura es la efigie burlesca del gobernante actual. Enormes orejas y dientes enormes. Sonrisa estereotipada. Frente a él: tres calaveras y sus correspondientes cruces chorreando sangre. Sentado sobre el mundo, sus deposiciones manchan la tierra.
¿Y el león?, le pregunté al muchacho que custodiaba la gigantesca mole. «Es el sistema —me contestó con seguridad apabullante— y allí está, chiquitito pero valiente, un muñequito que representa a Morazán y al pueblo; por eso lleva la bandera de Honduras», concluye. ¿Cuántos trabajaron?, pregunto. «Como treinta o cuarenta. Algunos iban por la tarde, o por la noche». ¿Pertenecen al teatro La Siembra? «No, lo hicimos con los de nuestro barrio». ¿Y es así con todas las chimeneas? «Sí, todas se elaboran por quienes deseamos hacerlo». Un sentimiento de alegría me invade: Aquí está surgiendo arte desde las profundas necesidades del pueblo. Lo que esto anuncia hacia el futuro es imparable, pensé.
El monumento a «la prensa vendida» se realizó con escrupuloso realismo. Siguiendo minuciosamente el diseño de antiguas imprentas, a manera de ruedas de muerte, de sus entrañas salen, maquiavélicamente aderezadas, las portadas de periódicos expertos en el camuflage y la mentira. El color terrible de la sangre —ese, el que jamás se olvida— salpica toda la estructura.
El monstruoso Minotauro se eleva por encima de las demás esculturas. Quizá unos seis o siete metros. En tierra santabarbarense ha revivido el antiguo mito griego del devorador de hombres. De sus fauces y de sus garras cuelgan girones de la bandera nacional. Alegoría de aquello que ha hecho del país uno de los últimos de Latinoamérica: el salvaje sistema de explotación y opresión; la violencia represiva; el golpe de Estado; el conflicto agrario en el Aguán; la maquila… Tal, la riqueza polisémica del símbolo.
«Santísimo Ventura». Vestido de elegante traje azul, a sus pies, a manera de pisoteo, cerca de sus zapatos, descansa un blanco libro en cuya pasta se lee: Estatuto del Docente. La autoridad, enemiga de las conquistas laborales del magisterio.
Una grácil llama. Su pata aplasta al águila que, ornada con la enseña de las barras y las estrellas, yace sobre el suelo. «La hicieron un niño y su madre», explica nuestro cicerone: «Son los países de América del sur que se oponen al imperialismo», concluye. El nombre de la pequeña chimenea esconde una sugestiva propuesta de acción: «La llama que vuela».
La araña es de acabado perfecto. Inmensa. Cubre todo lo ancho de la calle. La noche anterior, iluminada, parecía un engendro escapado de una siniestra película de terror. Título: «La viuda negra del capitalismo». Esa mañana, un muchacho agregaba los toques finales de pintura. Se estaba a pocas horas de quemarla y el afán de perfección indicaba algo básico, presente en el discurso total de la «Feria del Paseo Real de las Chimeneas Gigantes»: el gran respeto a los espectadores; el sentido de dignidad con el cual debe tratarse al pueblo en función de receptor de cualquier mensaje.
La loba, sencillamente fabulosa. Gigante entre las gigantes. Como los míticos Rómulo y Remo, a sus tetas, prendidas con voracidad infinita, grandes serpientes le succionan hasta la última gota de energía: las organizaciones empresariales; los burócratas; los golpistas, el bipartidismo… ¿Nombre? «Matria en nido de sierpes».
Soberbio es el gesto del águila imperial. En sus garras, un cuerpo destrozado. La cabeza sangra sobre el suelo. Como terrífico bosque, manos gorilescas se alzan en demanda de artefactos de muerte… Evocando a Pedro Magdiel, Róger Iván, Wendy, Isis Obed, Walter y otros y otras como ellos, y pensando en lo que en ese momento está ocurriendo en el Aguán, la siniestra alegoría provoca escalofríos. Su nombre: «Ave dando de comer a sus gorilas».
«La partida del ángel» tiene una tónica distinta. La grácil mujer-mariposa, de brazos levantados que sostienen al mundo, casi está a punto de alzar el vuelo. Su relajante y vertical diseño sugiere una realidad distinta, una tierra más humana y menos perversa. ¿Símbolo de los hombres y mujeres que, a costa de sí mismos, han luchado por un mundo más amable? ¿Es asimilable a la esperanza que quedó en la caja de Pandora? ¿Un ser de nuevo cuño buscando el porvenir? La amplitud interpretativa es señal inequívoca del logro estético de sus creadores.
¿Y la enorme vagina que parece haber escapado de una página rabelesiana o de una película surrealista? Desprejuicio total al trabajar los detalles anatómicos. Sus autores corrieron el riesgo de enfrentarse al sentimiento pudibundo de algunos. Al final, «La gran revelación» fue apoteósica. Una oda a la vida que se inicia y se renueva. En el recorrido que el espectador podía realizar al interior del mega vientre, en las fotografías exhibidas, un propósito: inculcar respeto al cuerpo femenino. En conjunto, enseñar que en la anatomía humana no existe nada vergonzante porque es tan natural como la flor, el árbol o el pájaro. Conducir a la reflexión sobre el tema del aborto. Fomentar el rechazo a la violencia doméstica. Los aplausos finales, cuando el fuego consumió las entrañas de la chimenea, indican cuál fue el veredicto popular: aceptación unánime de la propuesta conceptual.
Si costaron tanto, ¿por qué quemarlas?; ¿por qué gastar dinero y esfuerzos en algo que las llamas destruirán en segundos?, dicen los pragmáticos. Porque en la vida no todo es dinero, contestaría Délmer López, el gestor principal de las chimeneas. Más importante que el brillo fatuo del oro es la milenaria lección del fuego, le confirmaría, en un hipotético diálogo, Gastón Bachelard. Quemar —purificar, a manera de ceremonia sacrificial— todo lo que, a nivel personal o colectivo, denigre y pisotee la dignidad humana. Lección que, una vez asimilada y aprendida, no se borra nunca de una recta conciencia.
¡Cuántas enseñanzas desprendidas de la «Feria del Paseo Real de las Chimeneas Gigantes!» de Trinidad, Santa Bárbara. Ratificación de lo que fue evidente a raíz del golpe de Estado: el surgimiento de un fuerte despertar artístico y cultural al margen de la cultura canónica. Un movimiento, punto de encuentro entre artistas de extracción popular y otros que han pasado por la academia y las escuelas de arte. De esa interacción, ambos grupos han salido beneficiados. Lo comprueba la majestuosidad de las chimeneas alineadas en medio de la calle. Cada una, la pieza de un discurso cerebralmente concebido. Obedientes a un diseño inteligente y a una ejecución rigurosa. Ello posibilitó leerlas como un discurso integral, coherente y pleno de sugerencias interpretativas
Punto de singular importancia es la masividad implícita en su elaboración (y también en su disfrute): cada chimenea surgió de la participación de colaboradores de los diferentes barrios. Infantes, amas de casa, jóvenes… Cada quien aportó lo que pudo (inclusive, baleadas repartidas a media noche para que los artistas repusiesen fuerzas). En conjunto, según cómputo realizado por estimado amigo, el costo humano total equivale a catorce meses de trabajo.
Otro detalle digno de tomarse en cuenta: la quema de las chimeneas, en Trinidad, convoca a artistas procedentes de diferentes lugares del país. Cantautores, poetas, pintores, músicos, teatristas, narradores, fotógrafos… han hecho el viaje en varias oportunidades. Pero en las dos últimas ediciones (2009 y 2010), hubo una meta específica: insertar el discurso artístico dentro del marco sociopolítico surgido a raíz del golpe de Estado.
Lo anterior corrobora lo apuntado en más de una ocasión: la magnitud del golpe de Estado determinó un momento de fractura y de crisis que se proyectó a todo nivel. En el terreno intelectual y artístico, sin neutralidad posible, se abrieron las opciones de apoyo o de rechazo al accionar golpista. Para los de este último sector, las circunstancias demandaron la fusión con el gran movimiento de resistencia popular. El acto ilegal contra Manuel Zelaya Rosales y la violencia represiva que desencadenó les exigió un acto volitivo de recomposición y cambio de ruta: el inicio de una etapa que, superando la torre de marfil, apostase todas sus baterías al esclarecimiento, interpretación y apoyo al esfuerzo con el cual el pueblo, día a día, con altas cuotas de dolor y sangre, escribe su propia y digna canción.

San Pedro Sula, 14 de diciembre de 2010

domingo, 19 de diciembre de 2010

miércoles, 15 de diciembre de 2010

¿Es una alusión?


François Valorbe

Hacía frío. Un hombre y una mujer, jóvenes y de aspecto saludable, entraron al café y se acercaron al mostrador.

Él pidió un vaso de leche caliente para ella y para él un anís, como excusa, sin duda, para poder contemplar a su compañera, que parecía agradable. Cuando los sirvieron, él tomó un trago de anís mientras ella miraba su humeante vaso de leche sin tocarlo.

-Beba. Necesita entrar en calor.

-¿Qué sabe?

-Hace un instante se quejaba de frío.

-Yo soporto muy bien el frío.

Sus manos amoratadas y sus dientes castañeteantes desmentían sus palabras.

-Sin embargo fue usted quien sugirió que entrásemos.

-¡Ah…! Hay trecho del dicho al hecho. No creí que esto iría tan lejos. Usted toma todo al pie de la letra.

-Usted no sabe lo que quiere.

-¡Si uno siguiera todos sus impulsos…! Yo sé dominarme.

-En ese caso, ¿por qué dice que le gustaría un hombre que la dominara?

-Bueno…Quiero decir…No tengo costumbre de escucharme.

-Sería cansador. Pero entonces hágame caso y beba su leche caliente.

-No ahora. Ni lo piense.

Sin embargo, me parece el momento más adecuado.

-¿Y por qué, quiere decirme, señor sabelotodo?

-Porque tiene la leche delante de usted, todavía caliente, porque le haría bien, porque resultará deliciosa y porque, en el fondo, se muere de ganas.

-Pero yo no soy de esas mujeres que toman leche así como así.

-No me va a hacer creer que nunca tomó.

-Claro que sí, aquí y allá… ¡He vivido!

-¿Quiere decir que ya no vive más?

-He puesto una cruz sobre todo eso.

-Saque la cruz. Déme el gusto. Hace tiempo que ardo en deseos de ofrecerle un vaso de leche caliente.

-Sólo piensa en usted. Los hombres son todos iguales. ¡No se da cuenta de que enferma, su leche!

-No hay peligro. Está perfectamente esterilizada. Conozco la casa. Es como si estuviera en mi propia casa.

Razón de más. En realidad lo conozco tan poco…

-Sólo depende de usted conocerme más. A ver…Al decir esto apoyó sus labios en el vaso de la joven. Beba por ese sitio y conocerá mis pensamientos.

-No tengo ganas de conocerlos. ¡Cómo me despreciará si bebo esta leche…!

-No veo por qué. Es una leche perfecta.

-Sin duda porque es usted el que me la ofrece, ¿no?

-No soy tan pretencioso. Además, usted no sería la primera que la encuentra buena.

-Eso es lo que usted dice.

Ella se había apoyado en el mostrador, y sostenía en su mano el vaso, que ahora estaba tibio.

-En verdad no soy una timorata.

Aspiró el olor algo soso de la leche mientras hacía girar el vaso sobre el mostrador y echó a su compañero una mirada de soslayo, medio provocadora, medio desdeñosa.

Mientras tanto, el mozo, la cajera y tres o cuatro bebedores rituales de aperitivos, que habían seguido el diálogo haciéndose los distraídos, espiaban los gestos de la muchacha con una expresión entre escandalizada y socarrona. Ninguno de ellos ignoraba que cualquier mujer normalmente constituida toma leche caliente, y que esto forma parte de las cosas racionales; pero pensaban que aun así el hecho tenía algo de ignominioso y que convenía borrar la imagen. Por otra parte, la joven había reaccionado y había dejado el vaso.

-Por favor, sea razonable. ¿Qué van a pensar de mí? Así, en el mostrador…Un vaso de leche ni siquiera perfumada con nuez moscada… ¡Es la primera vez que me ofrecen! Usted no se da cuenta…seguramente se sentiría embarazado si de pronto me dieran ganas y perdiera el control…

-¡Pero si no deseo otra cosa!

-Y después, ¿si me gustara realmente tomar leche con usted y no pudiera contener mis deseos? El día en que usted ya no pudiera ofrecerme más me sentiría muy desdichada. No, no quiero volver a sufrir.

-Pero, ¿quién habla de sufrimiento? Es por su bien que me preocupo. ¿Acaso su médico no le ha dicho que debe tomar leche caliente?

-No sea malvado. Se está burlando de mi porvenir.

-No veo por qué la idea del porvenir tiene que impedirle tomar un vaso de leche conmigo, ahora.

-Bueno, en todo caso, no voy a tomarlo ahora. Tengo otras cosas en qué pensar. Más tarde, tal vez, veré. Nunca se sabe…Tal vez dentro de tres o cuatro meses…

-¿No tiene miedo de que se enfríe? –la interrumpió el muchacho, arrojando el dinero sobre el mostrador. Inmediatamente salió, y ella quedó sola frente a su vaso intacto. Buscando en torno alguna respuesta a su angustia, levantó maquinalmente los ojos hacia el reloj que estaba en el fondo del salón. El péndulo, cuyo aspecto se asemejaba al de un metrónomo invertido, representaba el signo asiduamente negativo de su vida.

El humor más serio del mundo(1971), Rodolfo Alonso

(Fuente de foto: liyo.files.wordpress.com)

martes, 14 de diciembre de 2010

Amor en el hospicio. Dylan Thomas



Amor en el hospicio

Una extraña ha venido

a compartir mi cuarto en esta casa que anda mal de la cabeza,

una muchacha loca como los pájaros


traba la puerta de la noche con sus brazos, sus plumas.

Ceñida en la revuelta cama

alucina con nubes penetrantes esta casa a prueba de cielos


hasta alucina con sus pasos en este cuarto de pesadilla,

libre como los muertos

o cabalga los océanos imaginarios del pabellón de hombres.


Ha llegado la posesa

la que admite la alucinante luz a través del muro saltarín,

posesa por los cielos


ella duerme en el canal estrecho, hasta camina el polvo

hasta desvaría a gusto

sobre las mesas del manicomio adelgazadas por mis lágrimas.

Y tomados por la luz de sus brazos, al fin, mi Dios, al fin

puedo yo de verdad

soportar la primera visión que incendia las estrellas.


Traducción de ELIZABETH AZCONA CRANWELL

lunes, 13 de diciembre de 2010

Desde el hospicio. 2008.

Ejemplares de Desde el hospicio sobre una mesa
durante la presentación del libro (Foto de Armando García, ed.)

Por Gustavo Campos
Digamos que presento Desde el hospicio en Librería Liser por lealtad. Bukowski la tuvo con su editorial Black Sparrow Press por haberle dado la oportunidad de dedicarse a escribir a tiempo completo (comenzaré a hacerle esos reclamos a mi editor de Nagg y Nell, a ver si consigo dedicarme de lleno a la literatura), pero también digamos que es otra razón más sencilla, hasta podría sonar ridícula: aquí hablé de Desde el hospicio en el año 2005 en la presentación de mi primer libro, Habitaciones sordas. Entonces oponía un libro al otro; Desde el hospicio era más ambicioso, más cercano a mi concepción de ese año, y no como Habitaciones sordas que debió ser publicado en el 2004 y la Editorial Letra Negra de Guatemala lo tuvo en lista de espera durante un año, y que ya comenzaba a mostrar sus gazapos y debilidades estilísticas. Tampoco puedo reprochárselos, ellos creyeron en el libro, lo publicaron, lo publicitaron y lo vendieron. Digamos, también, que escogí de nuevo esta librería para cerrar el ciclo que comenzó acá.

No hablaré entonces de mis juicios emitidos en aquella presentación; sin duda lo hice por respeto a los lectores y a mí mismo, o quizás porque no quería que nadie me pusiera al tanto de algo que yo ya sabía. Hay otro aspecto importante, y es sobre mi personalidad, que se aburre tan pronto de cada nuevo descubrimiento estético y artístico nomás descubierto. Tienen fecha de caducidad en Gustavo Campos. Y no es que mi concepción de arte cambie sino que va renovándose y ampliándose. Hay ocasiones en donde mis parámetros de escritura son tan altos que me hacen renegar constantemente de lo que he escrito. Pero tiene un beneficio, no sólo el hecho de ser autodestructivo sino también autocrítico. Y la madurez me viene condicionada. Siempre una etapa artística comiéndose a la anterior. Pienso que los libros deberían publicarse en la fecha precisa y no dejarlos pasar años en alguna gaveta; y si no sirven, no deberían publicarse.

Yo nunca he entendido la escritura como un oficio, de alguna manera sí, porque sino estaría contradiciéndome sobre Bukowski; si es oficio, que sea personal, no impuesto. Y éste es un dilema baudelariano: o trabajás o te regís por los placeres, tenés que escoger entre los únicos dos medios para escapar de esa pesadilla que es la idea y sensación de tiempo. Y quienes me conocen saben a cuál me inclino por vocación, sin embargo, como algunos sabrán, en el último año he renunciado –me gusta más decir que ando de espía en el mundo laboral- a mi vocación. O al menos las he mantenido a ambas como las bodas de Blake: cielo e infierno. Sí, el placer nos desgasta y el trabajo nos fortalece, pero existe algo más en esa superficial apreciación: sí, al trabajar uno aumenta recursos y al vivir los gasta, pero el trabajo responde a la preocupación del mañana y el placer, al del instante. Y esto es la base de la poesía de Baudelaire y de la poesía misma: vivir, leer, escribir: libertad.

Y mi voluntad fue suplantada por una voluntad ajena: leer compulsivamente, pero por placer, leer escritores que te gustan y que andan en la onda tuya, que se enferman de literatura como vos, que andan de ladrones en infiernos clandestinos robando bellezas literarias. Y Desde el hospicio nació así, por obsesiones e insomnios. Pero estando en esas se me cayó la venda, y vi a la poesía tan jactanciosa y cínica, tan burlista y puta, y al pobre creador torpe y esperanzado, creyente y adorador de esa bestia. Y bien, algo pasa acá, me dije. No es posible que uno se arrodille ante el arte o ante la poesía misma, ante la santísima poesía de Calcuta. Por una parte estaban mis escritores preferidos, por otra parte, la poesía. Opuse ambas cosas. Dialogaron. Posiblemente se mataron en su acto de amor-odio. ¿Y cuáles eran -o son- mis escritores favoritos? Aquellos que, como yo, no se adaptan a moldes y no siguen las normativas de la academia en la escritura; yo mismo estoy contra la escritura en algún arrebato artudiano, pero contra aquella que se define a través de gustos dominantes por la crítica establecida, aquella que nace en la vida feliz del compadrazgo hipócrita, que margina a quienes atentan contra el canon y dificultan la historización de la literatura ya clasificada y lista para empacar en su molde y venderse según su discurso publicitario, filantrópico y moralizante.

Pero hay otro aspecto que complementa lo dicho, es desde dónde leer. Las lecturas son tendenciosas, y aquí las lecturas materialistas son las que han imperado, y si son materialistas son moralizantes. No se puede leer a un autor sino desde su estética. Aquí en Honduras fueron marginados muchos escritores, pero esto es comprensible por la falta de perspectiva histórica, por la cercanía en el tiempo y las necesidades propias de un pueblo, que no es el arte, y menos la escritura. (Léase el prólogo de Jenaro Talens a Un agujero llamado nevermore). Y me dediqué -y aún lo hago- a defender y a recomendar escritores que no gozan de la simpatía de escritores nacionales y menos de la crítica especializada, esos que acentúan el valor del rechazo y que “son capaces de contorsionar su alma hasta el extremo de sí mismos”, esos que se han amado hasta el límite, hasta condenarse, consiguiendo su plenitud. Los cautos, como dijo mi amigo Giovanni, jamás me han atraído. Y hay que desconfiar de ellos. Escritores de la crueldad deben ser leídos, escritores amorales, que hacen arte amoral, arte de la maldad, arte arte.

Sartre tiene una interesante apreciación respecto a la maldad: “Hacer el mal por el mal es exactamente hacer expresamente lo contrario de aquello que se continúa considerando Bien. El escritor debe elegir equivocarse infinitamente, para que su libertad sea vertiginosa.”
No es arte del mal por ser malo, es arte y su escenario la maldad y todas las miserias humanas. Es la naturaleza humana, maldad y bondad, amor y odio. “La crueldad tiene corazón humano, y la envidia humano rostro”.

Y Desde el hospicio puede ser todo eso. Lo más seguro es que no, ni tampoco Bajo el árbol de Madeleine, mi tercer libro de poesía. Pero es un intento. Ojalá desde la tumba a algún escritor homenajeado en mis poemas se le dibuje una sonrisa inexistente, invisible.

Esos tres libros junto al relato Los inacabados reflejan mi vida, mis lecturas, mis obsesiones, mi propuesta de esa primera juventud que terminó lautremonianamente a los 23 años, en enero del año pasado. En el futuro me esperan las carcajadas y los escritos para reír por ratos.


Texto leído por su autor en la presentación de su libro Desde el hospicio en la Librería Liser de
San Pedro Sula en una fecha indeterminada de agosto de 2008.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Estar ahí sin mandíbulas ni dientes. Samuel Beckett.


Estar ahí sin mandíbulas ni dientes
a donde se va el placer de perder
con el apenas inferior
de ganar
y Roscelin y esperamos
adverbio oh regalo
vacío vacío salvo unos pedazos de canción
mi padre me ha dado un marido
o al arreglar las flores
que moja tanto como quiere
hasta la elegía
de los cascos herrados todavía lejos de Les Halles
o el agua de la chusma apestando los caños
o que moje sin más
porque es así
que pula lo superfluo
y venga
con la boca idiota y la mano hormigueante
hasta el fondo del ojo que escucha
desde lejos
los tijeretazos plateados

Charles Ford: Manuel Zelaya "is not a friend"


Por Carlos Rodríguez

Diario El País ha publicado un cable secreto de la embajada de Estados Unidos en Honduras, a partir del cual dicho medio ha redactado el artículo periodístico Manuel Zelaya: "La caricatura del caudillo terrateniente". El cable aparece con fecha 15 de mayo de 2008 con la firma de Charles Ford, ex embajador de USA en Honduras. En el cable Ford hace algunas reflexiones personales acerca de la figura de Manuel Zelaya. Las opiniones sobre el carácter de Manuel Zelaya es apenas la parte amarillista del cable. La carne está en la descripción de los puntos de vista de Mel acerca de EUA:


"...his views of the United States, and on what his presidency means for our interest in the region with the objective of informing future policy choices".
Dejemos entonces un poco al margen los detalles que publica El País acerca del perfil redactado por Charles Ford. Veamos algunos fragmentos del documento donde Ford describe a Mel con "ansia de mostrar su falta de respeto por las figuras de autoridad" (anxious to show his lack of respect for authority figures.)

¿Falta de respeto hacia qué figuras de autoridad? Charles Ford (Estados Unidos de América), Cardenal Oscar Andrés Rodríguez (Iglesia Católica), Roberto Micheletti (Congreso Nacional), Luis Alberto Ávila Rubí (Fiscal General), Jorge Rivera Avilez (Corte Suprema). Y seguro que irrespeto hacia otras figuras de autoridad que actúan desde la oscuridad.

Cada fragmento muestra lo que no es secreto, la injerencia de EUA en los asuntos vitales de Honduras. La necesidad de la casta política del país por obtener siempre el beneplácito del embajador estadounidense, la elección de funcionarios por parte de la embajada para conformar el engranaje gubernamental de estas honduras o los riesgos que corre quien ose ir en dirección contraria a la definida por USA.

1. Manuel Zelaya no hace caso a Bush ni a Charles Ford en relación a Petrocaribe.
4. (S) In the period May-June 2006, Zelaya pressed me hard to obtain President Bush,s approval of his plan to join PetroCaribe. When he met in early June with President Bush who confirmed our strong opposition to his intention, Zelaya later told me that he was surprised that this item had been on our agenda. In short, over an almost three year period it has become crystal clear to me that Zelaya,s views change by the day or in some cases by the hour, depending on his mood and who he has seen last.
2. "En una palabra, él no es un amigo", dice Charles Ford. El ex embajador define a Manuel Zelaya como un enemigo (not a friend, en mayo de 2008) por sus opiniones y posiciones. Un enemigo para los intereses de Estados Unidos en la región.
10. (S) I have found Zelaya,s real views of the United States hidden not too very deeply below the surface. In a word, he is not a friend. His views are shaped not by ideology or personal ambitions but by an old-fashioned nationalism where he holds the United States accountable for Honduras, current state of poverty and dependency. Zelaya,s public position against the Contra War and against the establishment of Joint Task Force Bravo at Soto Cano Air TEGUCIGALP 00000459 003 OF 004 Force Base are manifestations of this underlying viewpoint.

3. Al ex embajador Charles Ford no le agrada que Mel nombre a Jorge Arturo Reina como embajador de Honduras ante las Naciones Unidas. Finaliza el párrafo 11 diciendo que la votación de Honduras en la ONU, en términos de coincidencia con las posiciones de EUA, es la más baja en décadas. Problema que ya está resuelto con Lizzy Flores como embajadora de Honduras ante la ONU. Un ejemplo de que nuestro país de nuevo coincide plenamente con los intereses de EUA es la formalización de relaciones diplomáticas entre Honduras y Kosovo. Estados Unidos está alineando a todos sus aliados para que voten a favor de la independencia de Kosovo. Independencia que la ONU todavía no acepta.

11. (S) Other behavior by the President confirms, in my view, the depth of his feeling. While Zelaya was open to our point of view of the selection of key members of his Cabinet, he was absolutely closed to listening to us on his appointment of his Ambassador to the OAS and to his appointment of Jorge Arturo Reina as Ambassador to the UN. The Honduran voting record in the UN in terms of coincidence with US positions is at the lowest point in decades.

4. Zelaya no es amigo de Estados Unidos porque en público y privado critica la injerencia de esa nación en la política hondureña:
12. (S) More revealing, at public events with key officials present, Zelaya will make clear that anyone interested in becoming President of the country needs first to get the blessing of the American Ambassador. Personally, in private conversations at the Residence, Zelaya has recounted to me, multiple times how a previous American Ambassador had ordered the President of the Honduran Congress to accept the Presidential candidacy of Ricardo Maduro, even though in Zelaya,s view Maduro was Panamanian-born and thus ineligible. Other sources have documented Zelaya,s views on this point where his anger and resentment are more apparent than in his exchanges with me. It is clear by the way he recounts the story that on one level he resents very much this perceived dependency yet accepts it exists and looks to me to define for him the rules of the game. He becomes frustrated at times when he believes I am not carrying out this responsibility.

5. Para reír un poco (nunca debemos perder el sentido del humor). Zelaya no es amigo de EUA porque no aprovecha las oportunidades para publicar sus fotos con Bush y otros funcionarios del gobierno estadounidense. Pero sí lo hace cuando las personalidades son de Venezuela, Cuba o Nicaragua:
13. (S) Most noticeable to me has been his avoidance of public meetings with visiting US officials. Whether Cabinet officials or CODELs, Zelaya always is a gracious host, but never comes out of the meeting to have his picture taken publicly with our visitors, as he is so anxious to do with other visitors from Nicaragua, Cuba and Venezuela. Almost all of our meetings take place at my Residence rather than at the more public setting of the Presidential Palace. He made no attempt to disseminate his may photo ops with President Bush after the June 2006 meeting in Washington. The fact is that the President of the country prefers to meet quite often in the privacy of my Residence but not to be seen in public with American visitors.

EL NUDO GIORGIANO:
"For Zelaya, communicating means agreeing unquestionably with his point of view". (Para Zelaya, la comunicación significa estar de acuerdo, sin duda, con su punto de vista).
Las palabras anteriores son de uno de los párrafos finales del cable escrito por Charles Ford:
Zelaya recently is fond of saying that we need to improve our communication, which I interpret to mean that we need to agree with him more often. A similar fate has befallen Cardinal Rodriguez who used to meet, as I do, regularly with the President. As the Cardinal in recent months has found himself in disagreement with Zelaya and is not participating publicly in his projects, Zelaya is working increasingly with pastors in the evangelical community. The Cardinal recently told me that he and the President hardly speak now as the President is unhappy that he doesn't agree with the direction Zelaya is taking the country. For Zelaya, communicating means agreeing unquestionably with his point of view.
La cuestión es que lo mismo se puede aplicar a Ford y al Cardenal Rodríguez Maradiaga. Tanto para el ex embajador como para el ex papable comunicación significa estar de acuerdo con sus puntos de vista. Y si no estás de acuerdo con sus puntos de vista entonces sos enemigo (not a friend).

MORALEJA DEL CABLE 08TEGUCIGALPA459:
Nunca desafíes la autoridad de los poderosos porque te aplastarán. Sé obediente y siempre gozarás su bendición.

fuente: El blog de Carlos

martes, 7 de diciembre de 2010

Wikileaks y el Golpe de Estado en Honduras

Luis Chávez: Diario Tiempo


Militares, Corte y Congreso conspiraron para dar el golpe de estado a Zelaya

El sitio de internet WikiLeaks reveló ayer domingo un cuarto de millón de cables secretos de Estados Unidos que revelan las interioridades de su diplomacia, informó la agencia de noticias AFP.


La agencia señala que “se trata de un cuarto de millón de cables diplomáticos estadounidenses confidenciales”, certifica el diario The New York Times, al que WikiLeaks dio acceso a los cables secretos como a otros medios de referencia del mundo entero.


Esos cerca de 250.000 documentos ponen en evidencia las prácticas habitualmente tenidas por secretas de la diplomacia estadounidense sobre toda una serie de temas, sensibles o no, agrega AFP.


Entre esos documentos aparece un informe clasificado enviado por el embajador de los Estados Unidos, en Tegucigalpa, Hugo Llorens, al entonces subsecretario de Estado, Tomas Shannon, y donde informaba sobre lo acontecido el 28 de junio de 2009 en nuestro país.


El informe confidencial fue enviado por el embajador Hugo Llorrens el 23 de julio de 2009, o sea una semana después del derrocamiento del presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales.


“Se procura aclarar algunos de los asuntos legales y constitucionales que rodean la salida forzosa, el 28 de junio, del presidente Manuel "Mel" Zelaya.

La perspectiva de la Embajada (EUA) es que duda de que los militares, la Corte Suprema y el Congreso Nacional han conspirado el 28 de junio en lo que constituyó un golpe de Estado ilegal y anticonstitucional contra el Poder Ejecutivo, a la vez que se acepta que puede haber un caso a primera vista en que Zelaya pudo haber cometido ilegalidades y pudo incluso haber violado la Constitución”, dijo Llorens en su informe clasificado en aquella fecha.


“Igualmente, no hay duda, desde nuestra perspectiva, de que el ascenso de Roberto Micheletti del poder fue ilegítimo. Sin embargo, también es evidente que la Constitución en sí misma puede ser deficiente en términos de proporcionar procedimientos claros para hacer frente a supuestos actos ilegales cometidos por el Presidente y para la resolución de conflictos entre los poderes de Gobierno”, señala el documento enviado por el embajador de los Estados Unidos en Tegucigalpa.


A continuación el informe secreto enviado por Hugo Llorens, embajador de Estados Unidos, desde Tegucigalpa, una semana después del golpe de Estado contra el gobierno de Manuel Zelaya Rosales.


Fuente Embajada de Tegucigalpa
Clasificación Confidencial
TEGUCIGALPA CONFIDENCIAL 000645
SIPDIS
PARA/TOMAS SHANNON
L. FOR HAROLD KOH AND JOAN DONOGHUE
NSC FOR DAN RESTREPO
E.O. 12958: DESCLASIFICAR: 23/07/2019
ETIQUETAS: PGOV, KDEM, KJUS, TFH01, HO
ASUNTO: TFHO1: ABRIR Y CERRAR: EL CASO DEL GOLPE EN HONDURAS
REF: TEGUCIGALPA 578
Clasificado por: Embajador Hugo Llorens, motivos 1.4 (b y d)

1. (C) Resumen: Se procura aclarar algunos de los asuntos legales y constitucionales que rodean la salida forzosa, el 28 de junio del presidente Manuel "Mel" Zelaya. La perspectiva de la Embajada es que no hay duda de que los militares, la Corte Suprema y el Congreso Nacional han conspirado el 28 de junio en lo que constituyó un golpe de Estado ilegal y anticonstitucional contra el Poder Ejecutivo, a la vez que se acepta que puede haber un caso a primera vista en que Zelaya pudo haber cometido ilegalidades y pudo incluso haber violado la Constitución. Igualmente, no hay duda, desde nuestra perspectiva, de que el ascenso de Roberto Micheletti del poder fue ilegítimo. Sin embargo, también es evidente que la Constitución en sí misma puede ser deficiente en términos de proporcionar procedimientos claros para hacer frente a supuestos actos ilegales cometidos por el Presidente y para la resolución de conflictos entre los poderes de gobierno. Fin de resumen.

2. (U) Tras la destitución y expulsión del presidente Zelaya por las Fuerzas Armadas de Honduras el pasado 28 de junio, la Embajada ha consultado a expertos jurídicos hondureños (no es posible encontrar una opinión profesional absolutamente imparcial en la actual atmósfera política cargada) y revisó los textos de la Constitución de Honduras y sus leyes para desarrollar una mejor comprensión de los argumentos utilizados por los partidarios y opositores del golpe de Estado.


Los argumentos de los defensores de Golpe de Estado


3. (SBU) Los Defensores de golpe de Estado del 28 de junio han ofrecido una combinación de los siguientes argumentos, a menudo ambiguos, que afirman su legalidad:

- Zelaya había violado la ley (supuesto, pero no probado);

- Zelaya renunció (un invento claro);

- Zelaya pretende ampliar su mandato (supuesto)

- Si se le hubiese permitido proseguir con la encuesta de opinión sobre la reforma constitucional del 28 de junio, Zelaya habría disuelto el Congreso al día siguiente y convocado a una Asamblea Constituyente (supuesto);

- Zelaya tuvo que ser expulsado del país para evitar un baño de sangre;

- El Congreso "por unanimidad" (o en algunas versiones por un 123-5 votación) destituyó a Zelaya (después de los hechos y bajo el manto del secreto), y
- Zelaya "automáticamente" dejó de ser presidente el momento propuso modificar la prohibición constitucional de reelección presidencial.


4. (C) En nuestra opinión, ninguno de los argumentos anteriores tiene validez sustantiva en virtud de la Constitución de Honduras. Algunos son directamente falsos. Otros son meras suposiciones o racionalizaciones ex-post de un acto manifiestamente ilegal. En esencia:
- Los militares no tenían autoridad para remover a Zelaya del país;
- El Congreso no tiene autoridad constitucional para destituir a un Presidente de Honduras;
- El Congreso y el Poder Judicial removieron a Zelaya basados en un precipitado, extrajurídico y secreto proceso de 48 horas, diseñado específicamente para tal fin;
- La supuesta carta de "renuncia" era una fabricación y ni siquiera fue la base para la acción del Congreso del 28 de junio; y
- La detención de Zelaya y su salida forzosa del país violaba múltiples garantías constitucionales incluida la prohibición de la expatriación, la presunción de inocencia y derecho al debido proceso.


Juicio político bajo la Constitución de Honduras



5. (U) De conformidad con la Constitución de Honduras actual, el Presidente sólo podrá ser destituido en circunstancias de muerte, renuncia o incapacidad. Sólo la Corte Suprema puede determinar que un Presidente ha sido “incapacitado" sobre la base de cometer un delito.


6. (U) No existe un procedimiento explícito para el desarrollo de juicio político en la Constitución de Honduras de 1982. Originalmente, el artículo 205-15 declaró que el Congreso tenía competencia para determinar si existía "causa" en contra del Presidente, pero no estipula bajo qué fundamentos o bajo qué procedimiento.


El Artículo 319-2 señala que el Tribunal Supremo "escuchará" los casos de oficiales o delitos comunes cometidos por funcionarios de alto nivel ante la determinación de la existencia de una causa por el Congreso. Esto constituye un proceso de juicio político muy difuso, con la participación de los otros dos poderes del Estado, aunque sin criterios y procedimientos específicos. Sin embargo, el artículo 205 se derogó en 2003, y la disposición correspondiente del artículo 319 (ahora 313) se modificó para establecer que sólo la Corte Suprema escuchará "los procesos iniciados" en contra de altos funcionarios. Por lo tanto, parece que en el marco de la Constitución actual, la destitución de un presidente o un funcionario del gobierno es un asunto enteramente judicial.


7. (U) Opiniones jurídicas respetadas confirman que la destitución de un presidente es un asunto judicial. De acuerdo con un libro escrito en 2006 por el respetado jurista Enrique Flores Valeriano --padre Enrique Flores Lanza, Ministro de la Presidencia de Zelaya-- el Artículo 112 de la Ley del Justicia Constitucional indica que si algún funcionario del gobierno se encuentra en violación de la Constitución, esa persona debe ser removido de su cargo inmediatamente siendo la más alta autoridad en materia de constitucionalidad la Corte Suprema de Justicia.


8. (U) Muchos expertos jurídicos también nos han confirmado que el proceso de Honduras para impugnar un Presidente o a otro funcionario de alto nivel es un procedimiento judicial.
Afirman que bajo la ley hondureña el proceso consiste en la formalización de cargos criminales presentados por el Fiscal General en contra del acusado ante la Corte Suprema. El Tribunal Supremo puede aceptar o rechazar estos cargos. Si el Tribunal de Justicia decide actuar, deberá asignar a un magistrado o grupo de magistrados del Tribunal Supremo para investigar el asunto y supervisar el proceso. El proceso judicial deberá ser abierto y transparente y al acusado se le daría pleno derecho de legítima defensa. Sí es declarado culpable en el juicio político, los magistrados tienen la autoridad para remover al Presidente o funcionario de alto rango. Una vez que el Presidente se retira, la sucesión constitucional primaría. En este caso, si un Presidente es acusado legalmente, condenado y destituido, su sucesor es el vicepresidente o lo que es el llamado Designado Presidencial. En la situación actual en Honduras, ya que el vicepresidente, Elvin Santos, renunció el pasado mes de diciembre con el fin de convertirse en el candidato presidencial del Partido Liberal, el sucesor del presidente Zelaya sería el presidente del Congreso, Roberto Micheletti. Lamentablemente, el Presidente nunca fue juzgado, o declarado culpable, ni fue destituido legalmente de su cargo para permitir que una sucesión legal tuviese lugar.

El caso legal contra Zelaya


9. Los oponentes (C) de Zelaya alegan que éste violó la Constitución por numerosos motivos, algunos de los cuales parecen válidos, en tanto que otros no:
- Negarse a presentar un presupuesto al Congreso: La Constitución es inequívoca al establecer de que el Ejecutivo presentará un proyecto de presupuesto al Congreso el 15 de septiembre de cada año (Art. 367), que el Congreso aprobará el presupuesto (art. 366) y que ninguna obligación o pago puede ser efectuados excepto sobre la base de un presupuesto aprobado (art. 364);
- Negarse a financiar al Congreso: El artículo 212 establece que Hacienda repartirá trimestralmente los fondos necesarios para el funcionamiento del Congreso;
- La propuesta de un referéndum constitucional ilegal: La Constitución sólo podrá ser modificada mediante el voto de dos terceras partes del Congreso en dos sesiones consecutivas (art. 373 y 375), una asamblea constituyente para reescribir la Constitución, como Zelaya promovió, es por lo tanto inconstitucional; sin embargo, no está claro que la propuesta de una asamblea constituyente viole la Constitución, sólo que cualquier cambio derivado de esa asamblea sería inválido;
- Desafiar la sentencia de un tribunal competente: Zelaya insistió en seguir adelante con su encuestas de opinión para la reforma constitucional después de que, tanto un tribunal de primera instancia como tribunal de apelaciones ordenaran la suspensión de esos esfuerzos; sin embargo, aunque tenía la clara intención de seguir adelante con la encuesta, en realidad nunca llegó a concretarla;
- Proponer la reforma de los artículos irreformables: Puesto que la Asamblea Constituyente propuesta por Zelaya tendría poderes ilimitados para reescribir la Constitución, se violó el artículo 374, que establece que ciertos artículos son pétreos. Sin embargo, una vez más Zelaya en realidad no trató de cambiar estos artículos, solamente se supone que tenía la intención;
- Destituir al jefe de las Fuerzas Armadas: la Sala Constitucional de la Corte Suprema falló el 25 de junio que Zelaya estaba en violación de la Constitución al despedir a Jefe de Defensa Vásquez Velásquez, la Constitución (art. 280) establece que el Presidente puede nombrar libremente o quitar el jefe de la Fuerzas Armadas, pero el Tribunal dictaminó que, como Zelaya le despidió por negarse a llevar a cabo una encuesta que la Corte había pronunciado ilegal, el despido era ilegal.


10. (C) A pesar de que una causa bien podría haber sido presentada en contra de Zelaya por varias de las supuestas violaciones constitucionales anteriores nunca hubo un análisis público y oficial de las pruebas ni nada que se parezca al debido proceso.


El artículo 239

11. (U) El artículo 239, que los partidarios del golpe vienen citando después de los hechos para justificar la remoción de Zelaya (y que no es mencionado en el voluminoso expediente judicial contra Zelaya), establece que todo funcionario que propone reformar la prohibición constitucional contra la reelección del Presidente cesará inmediatamente a llevar a cabo sus funciones y no tendrá derecho a ocupar cargos públicos por 10 años. Los defensores de golpe de Estado han afirmado que por lo tanto Zelaya automáticamente dejó de ser presidente cuando propuso una asamblea constituyente para reescribir la Constitución.


12. El análisis indica que el argumento que gira en torno al artículo 239 está viciado por múltiples motivos:
- Aunque la suposición general es que la razón de Zelaya para intentar convocar a una asamblea constituyente fue modificar la Constitución para permitir la reelección, no tenemos conocimiento de que lo manifestara públicamente;
- El artículo 239 no establece quién determina si se ha violado o cómo, pero es razonable suponer que no anula otras garantías del debido proceso y la presunción de inocencia;
- El artículo 94 establece que no se impondrá sanción sin que el acusado haya sido oído y condenado en un tribunal competente;
- Muchos otros funcionarios hondureños, incluyendo a otros presidentes, desde el primer gobierno electo con la Constitución de 1982 en vigor han propuesto permitir la reelección presidencial, y nunca se produjo la destitución automática de sus cargos como resultado.


13. (C) Este argumento implicaría además que el propio Micheletti debe ser forzado a dimitir frente a la lógica del artículo 239 ya que como Presidente del Congreso sometió a discusión la legislación para tener una cuarta urna ("Cuarta Urna") en las elecciones de noviembre para solicitar la aprobación de los votantes para un asamblea constituyente para reescribir la Constitución. Cualquier miembro del Congreso que debatió la propuesta también debería ser separado del puesto, y el candidato presidencial del Partido Nacional, Pepe Lobo, que apoyó la idea, debe ser inhabilitado para ejercer cargos públicos por 10 años.


El retiro forzoso por los militares fue claramente ilegal

14. (C) Independientemente de los méritos de las presuntas violaciones constitucionales de Zelaya, se desprende incluso con un somero vistazo que su expulsión por la vía militar era ilegal, e incluso los más fuertes defensores de golpe de Estado no han podido formular argumentos convincentes para salvar el abismo intelectual entre "Zelaya violó la ley" para "por lo tanto, fue llevado a Costa Rica por los militares sin un juicio".

- Aunque los partidarios del golpe alegan que la Corte emitió una orden de detención a Zelaya por desobedecer su orden de desistir de la encuesta de opinión, la orden se hizo pública días más tarde y tenía por objeto su arresto y presentación ante la autoridad competente, no su expulsión del territorio hondureño;

- Incluso si el Tribunal había ordenado que Zelaya fuese expulsado del país, esta orden habría sido inconstitucional. El artículo 81 establece que todos los hondureños tienen derecho a permanecer en el territorio nacional, con sujeción a ciertas excepciones establecidas en el artículo 187, que pueden ser invocada sólo por el Presidente de la República con el acuerdo del Consejo de Ministros; el artículo 102 establece que ningún hondureño podrá ser expatriado;

- Las Fuerzas Armadas no tienen competencia para ejecutar órdenes judiciales. Originalmente, el artículo 272 estableció que las Fuerzas Armadas tenían la responsabilidad de "mantener la paz, el orden público, orden y el dominio de la Constitución", pero este texto fue suprimido en 1998; en virtud del texto actual, sólo la policía está autorizada a mantener la ley y ejecutar órdenes judiciales (art. 293);

- El recuento del secuestro de Zelaya por los militares indica que nunca fue legalmente "presentado" con una orden, los soldados se abrieron paso a tiros en las cerraduras y esencialmente secuestraron al Presidente.


15. (U), El principal asesor legal de las Fuerzas Armadas, Col. Herberth Bayardo Inestroza, reconoció en una entrevista publicado en la prensa hondureña que el 5 de julio de Honduras que las Fuerzas Armadas habían violado la ley en la expulsión de Zelaya del país. Ese mismo día se informó que el Ministerio Público estaba investigando las acciones de las Fuerzas Armadas en la detención y deportación de Zelaya el 28 de junio y que el Tribunal Supremo de Justicia había pedido a las Fuerzas Armadas explicar las circunstancias que motivaron su exilio forzoso.


16. (C) Como se informó en el reftel (telegrama de referencia), el asesor jurídico de la Corte Suprema dijo Poloff que al menos algunos jueces de la Corte consideran la detención de Zelaya y la deportación por los militares como ilegales.


El Congreso no tenía autoridad para destituir a Zelaya


17. (C) Como se explicó anteriormente, la Constitución modificada en 2003 al parecer da autoridad única para la destitución de un presidente del Poder Judicial. Algunos medios de comunicación han informado que la acción del Congreso del 28 de junio fue la aceptación de la renuncia de Zelaya, sobre la base de una carta de renuncia falsa con fecha 25 de junio que surgió después del golpe. Sin embargo, el 28 de junio la resolución del Congreso no hace mención de la carta, ni afirma que el Congreso aceptara renuncia de Zelaya. Se dice que el Congreso "desaprueba" la conducta de Zelaya, por lo que le "separa" del ejercicio de la Presidencia - una autoridad constitucional que el Congreso no tiene. Por otra parte, una fuente de liderazgo en el Congreso nos indicó no había quórum cuando la resolución fue aprobada, lo que la invalida. No hubo votación registrada, ni un recuento de "síes" y "noes".


18. (C) En suma, para que una sucesión constitucional de Zelaya a Micheletti se produjera se requeriría que se cumpla una de las siguientes condiciones:
Renuncia de Zelaya, su muerte, o incapacidad médica permanente (según lo determinado por las autoridades judiciales y médicas), o como se indicó anteriormente, su condena penal formal y consecuente destitución del cargo. En ausencia de cualquiera de estas condiciones el Congreso carecía de autoridad legal para remover a Zelaya; las acciones del 28 de junio sólo pueden ser consideradas como un golpe de Estado por el Poder Legislativo, con el apoyo de la rama judicial y los militares, contra el Poder Ejecutivo. Cabe mencionar que, aunque la resolución adoptada en junio 28 se refiere solamente a Zelaya, su efecto era eliminar el Poder Ejecutivo completo. Ambas acciones superan claramente la autoridad del Congreso.


Comentario

19. (C) El análisis de la Constitución arroja luz sobre los acontecimientos del 28 de junio. El establishment hondureño se enfrentó a un dilema: unanimidad casi absoluta entre las instituciones del Estado y la clase política en que Zelaya había abusado de sus poderes en violación de la Constitución, pero con cierta ambigüedad sobre qué hacer al respecto.
Ante esta falta de claridad, los militares y/o quien ordenó el golpe de Estado recayeron en lo conocido -la manera en que los presidentes de Honduras han sido destituidos en el pasado: una carta de renuncia falsa y un billete de ida a un país vecino. Sin importar los méritos del caso en contra de Zelaya, su expulsión por los militares fue claramente ilegal y el ascenso de Micheletti como "presidente interino" totalmente ilegítimo;


20. (C) Sin embargo, la misma incertidumbre Constitucional que propició en la clase política este dilema puede proporcionar las semillas para una solución. Los más ardientes defensores legales del golpe no han podido explicar el salto intelectual desde los argumentos sobre los presuntos crímenes de Zelaya hasta cómo esas denuncias justifican que fuese arrastrado fuera de su cama en la noche y llevado en un avión a Costa Rica. Que la Procuraduría General de Justicia y el Tribunal Supremo ahora pongan en tela de juicio la legalidad de ese paso final puede proporcionar una salida para los dos lados opuestos en la disputa actual. Fin del comentario.

LLORENS
Destino

VZCZCXYZ0000
OO RUEHWEB
DE RUEHTG #0645/01 2050023
ZNY CCCCC ZZH
O 240023Z JUL 09
FM AMEMBASSY TEGUCIGALPA
TO RUEHC/SECSTATE WASHDC IMMEDIATE 0237
INFO RUEHZA/WHA CENTRAL AMERICAN COLLECTIVE IMMEDIATE
RUEHCV/AMEMBASSY CARACAS IMMEDIATE 0735
RHEHAAA/THE WHITE HOUSE WASHDC IMMEDIATE
RUEAIIA/CIA WASHDC IMMEDIATE
RHEFDIA/DIA WASHINGTON DC IMMEDIATE
RUEIDN/DNI WASHINGTON DC IMMEDIATE
RHEHAAA/NATIONAL SECURITY COUNCIL WASHINGTON DC IMMEDIATE
RUMIAAA/USSOUTHCOM MIAMI FL IMMEDIATE


Fuente: Diario Tiempo Digital

Ver: Bitácora del Párvulo