lunes, 18 de julio de 2011

Bella (She's All I Ever Had). Ricky Martin



Letra:

Mírame por favor,
aquí estoy con mi dolor.
ella dio un paso atrás
un adiós y no queda mas.
bella, bella al amanecer
solo para mi.
bella belleza de mujer.
Ella todo me lo dio
deseando estar al pie
fue mi verso y mi papel.
fue mi amiga y fue mi amor
conocía mi interior
como bola de cristal
me alejo de todo mal.
me dio su corazón.
Me dejo la soledad
a pleno sol eterno mal.
si la vez alguna vez
dile que yo la sigo amando.
Bella, bella al amanecer
aquí estoy tan mal tan solo.
bella, belleza de mujer.
Ella todo me lo dio
deseando estar al pie
fue mi verso y mi papel.
fue mi amiga y fue mi amor
conocía mi interior
como bola de cristal
me alejo de todo mal.
me dio su corazón.
Bella, bella al amanecer
quiero que vuelva a mi.
bella, belleza de mujer.
Ella todo me lo dio
deseando estar al pie
fue mi verso y mi papel.
fue mi amiga y fue mi amor
conocía mi interior
como bola de cristal
me alejo de todo mal.
medio su corazón
Ella todo me lo dio
deseando estar al pie
fue mi verso y mi papel.
fue mi amiga y fue mi amor
conocía mi interior
como bola de cristal
me alejo de todo mal.
medio su corazón
Mirame

Correspondencia de la momia, Antonin Artaud.




Esa carne que ya no se tocará en la vida,
esa lengua que ya no logrará abandonar su corteza,
esa voz que ya no pasará por las rutas del sonido,
esa mano que ha olvidado hasta el ademán de tomar, que ya no logra determinar el espacio
en el que ha de realizar su aprehensión,
ese cerebro en fin cuya capacidad de concebir ya no se determina por sus surcos,
todo eso que constituye mi momia de carne fresca da a dios una idea del vacío en que la compulsión
de haber nacido me ha colocado.
Ni mi vida es completa ni mi muerte ha fracasado completamente.
Físicamente no existo, por mi carne destrozada, incompleta, que ya no alcanza a nutrir mi pensamiento.
Espiritualmente me destruyo a mí mismo, ya no me acepto como vivo. Mi sensibilidad está a ras del suelo, y poco falta para que salgan gusanos, la gusanera de las construcciones abandonadas.
Pero esa muerte es mucho más refinada, esa muerte multiplicada de mí mismo reside en una especie de rarefacción de mi carne.
La inteligencia ya no tiene sangre. El calamar de las pesadillas da toda su tinta, la que obstruye las salidas del espíritu; es una sangre que ha perdido hasta sus venas, una carne que ignora el filo del cuchillo.
Pero de arriba a abajo de esta carne agrietada, de esta carne no compacta, circula siempre el fuego virtual. Una lucidez enciende de hora en hora sus ascuas que retornan a la vida y sus flores.
Todo lo que tiene un nombre bajo la bóveda compacta del cielo, todo lo que tiene un frente, lo que es el nudo de un soplo y la cuerda de un estremecimiento, todo eso pasa en las rotaciones de ese fuego en el que se asemejan las olas de la carne misma, de esa carne dura y blanda que un día crece como un diluvio de sangre.
La habéis visto a la momia fijada en la intersección de los fenómenos, esa ignorante, esa momia viviente que lo ignora todo de las fronteras de su vacío, que se espanta de las pulsaciones de su muerte.
La momia voluntaria se halla levantada, y a su alrededor se agita toda realidad. La conciencia como una tea de discordia, recorre el campo entero de su virtualidad obligada.
Hay en esa momia una pérdida de carne, hay en el sombrío lenguaje de su carne intelectual toda una impotencia para conjurar esa carne. Ese sentido que recorre las venas de esa carne mística, en la que cada sobresalto es un modo de mundo y otra especie de engendrar, se pierde y se devora a sí misma en la quemadura de una nada errónea.
¡Ah! ser el padre nutricio de esa sospecha, el multiplicador de ese engendrar y de ese mundo en su devenir, en sus consecuencias de flor.
Pero toda esa carne es sólo comienzos y ausencias y ausencias y ausencia...
Ausencias.


De "Oeuvres complètes (Tome I)
Versión de Aldo Pellegrini

Juliette Greco : Déshabillez-Moi

domingo, 17 de julio de 2011

Fenómeno Moccia.


Federico Moccia es uno de los fenómenos editoriales más asombrosos de los últimos tiempos. Sus tres novelas se han convertido en referente indiscutible para el público joven italiano, que se ha visto reflejado en las historias y ha sentido su autenticidad, la conexión que guardan con la realidad social del momento. Roma tiene ya la "ruta Moccia", las frases de sus libros se escriben en las paredes de la ciudad y, como sucede con los protagonistas de su segunda novela, miles de jóvenes italianos sellan su amor atando un candado en las farolas del puente Milvio.

La historia del éxito de Moccia constituye en sí misma una novela. Su primera obra, A tres metros sobre el cielo, fue rechazada por todas las editoriales hasta que él mismo la publicó. Los dos mil ejemplares que sacó se vendieron rápidamente y la obra sobrevivió en fotocopias durante ocho años hasta que, por mera casualidad, una de esas copias cayó en manos de un director de cine que se dio cuenta de su potencial para conectar con la juventud. La obra fue llevada a la pantalla y la novela publicada por una de las más prestigiosas editoriales italianas. Desde entonces, Moccia ha vendido más de tres millones de ejemplares de sus tres novelas y las dos primeras han sido llevadas al cine. Perdona si te llamo amor se encuentra en periodo de rodaje, dirigida por el propio autor.


video


Fuente: Federico Moccia (Novelas publicadas por Editorial Planeta)

sábado, 16 de julio de 2011

Les Feuilles Mortes. J. Prévert y József Kozma.

Por Juliette Greco:



Por Yves Montand:




Por Andrea Bocelli:

viernes, 15 de julio de 2011

Las hojas muertas. Jacques Prévert



Oh, me gustaría tanto que recordaras
Los días felices cuando éramos amigos...
En aquel tiempo la vida era más hermosa
Y el sol brillaba más que hoy.
Las hojas muertas se recogen con un rastrillo...
¿Ves? No lo he olvidado...
Las hojas muertas se recogen con un rastrillo
Los recuerdos y las penas, también.
Y el viento del norte se las lleva
En la noche fría del olvido
¿Ves? No he olvidado
la canción que tú me cantabas.

Es una canción que nos acerca
Tú me amabas y yo te amaba
Vivíamos juntos
Tú, que me amabas, y yo, que te amaba...
Pero la vida separa a aquellos que se aman
Silenciosamente sin hacer ruido
Y el mar borra sobre la arena
El paso de los amantes que se separan.

Las hojas muertas se recogen con un rastrillo.
Los recuerdos y las penas, también.
Pero mi amor, silencioso y fiel
Siempre sonríe y le agradece a la vida.
Yo te amaba, y eras tan linda...
Cómo crees que podría olvidarte?
En aquel tiempo la vida era más hermosa
Y el sol brillaba más que hoy
Eras mi más dulce amiga,
Mas no tengo sino recuerdos
Y la canción que tú me cantabas,
¡Siempre, siempre la recordaré!


jueves, 14 de julio de 2011

Nunca me abandones. Director: Mark Romanek. Novela: Kazuo Ishiguro

"Se ha estrenado en cines “Nunca me abandones”, una dura y triste historia sobre unos jóvenes cuyas vidas están ya destinadas para un fin nada ético. La película aborda el conflicto moral de la clonación, y dónde deben estar los límites del mismo." (click)


Trailer:


Liberté, égalité, fraternité, (Día de la revolución francesa)

Eugene Delacroix


Libertad

Paul Éluard

Sobre mis cuadernos de colegial
Sobre el pupitre y los árboles
Sobre la arena sobre la nieve
Escribo tu nombre

Sobre todas las páginas leídas
Sobre todas las páginas en blanco
Piedra, sangre, papel o ceniza
Escribo tu nombre

Sobre las imágenes doradas
Sobre las armas de los belicosos
Sobre la corona de reyes
Escribo tu nombre

Sobre la selva y el desierto
Sobre los nidos sobre las retamas
Sobre el eco de mi infancia
Escribo tu nombre

Sobre las maravillas de las noches
Sobre el pan blanco de los días
Sobre las temporadas desposadas
Escribo tu nombre

Sobre todos mis trapos de azul
Sobre el estanque sol enmohecido
Sobre el lago luna viva
Escribo tu nombre

Sobre los campos sobre el horizonte
Sobre las alas de los pájaros
Y sobre el molino de las sombras
Escribo tu nombre

Sobre cada soplo de aurora
Sobre el mar en los barcos
Sobre la montaña lunática
Escribo tu nombre

Sobre la espuma de las nubes
Sobre los sudores de la tormenta
Sobre la lluvia gruesa e insípida
Escribo tu nombre

Sobre las formas que centellean
Sobre las campanas de los colores
Sobre la verdad física
Escribo tu nombre

Sobre las sendas despertadas
Sobre las carreteras desplegadas
Sobre los lugares que desbordan
Escribo tu nombre

Sobre la lámpara que se enciende
Sobre la lámpara que se apaga
Sobre mis casas reunidas
Escribo tu nombre

Sobre el fruto cortado en dos
Espejo y mi habitación
Sobre mi cama vacía
Escribo tu nombre

Sobre mi perro codicioso y tierno
Sobre sus orejas elaboradas
Sobre su pierna torpe
Escribo tu nombre

Sobre el trampolín de mi puerta
Sobre los objetos familiares
Sobre el mar del fuego bendito
Escribo tu nombre

Sobre toda carne concedida
Sobre la frente de mis amigos
Sobre cada mano que se tiende
Escribo tu nombre

Sobre el cristal de las sorpresas
Sobre los labios atentos
Bien sobre el silencio
Escribo tu nombre

Sobre mis refugios destruidos
Sobre mis faros aplastados
Sobre las paredes de mi problema
Escribo tu nombre

Sobre la ausencia sin deseos
Sobre la soledad desnuda
Sobre las marchas de la muerte
Escribo tu nombre

Sobre la salud vuelta de nuevo
Sobre el riesgo desaparecido
Sobre la esperanza sin recuerdos
Escribo tu nombre

Y por el poder de una palabra
Reinicio mi vida
Nací para conocerte
Para nombrarte
Libertad

jueves, 7 de julio de 2011

Bon Appétit. Historias de amigos que se besan.


Ganadora de un premio Goya y del Festival de Málaga.

Trailer:


lunes, 4 de julio de 2011

Amie. Damien Rice






Letra:

Nothing unusual nothing strange
Close to nothing at all

The same old scenario the same old rain
and there's no explosions here

Then something unusual something strange
comes from nothing at all

I saw a spaceship fly by your window
did you see it disappear?

Amie come sit on my wall and read me the story of Of O
Tell it like you still believe that the end of the century brings a change for you and me

Nothing unusual nothing's changed
Just a little older that's all

You know when you've found it there's something I've learned
'cause you feel it when they take it away hey hey

Then something unusual something strange
comes from nothing at all

But I'm not a miracle and you're not a saint
just another soldier on a road to nowhere

Amie come sit on my wall and read me the story of O
tell it like you still believe that the end of the century
brings a change for you and me

Amie come sit on my wall and read me the story of o
tell it like you still believe that the end of the century
brings a change for you and me

Traducción:

Nada extraño, nada inusual o distinto a lo habitual. El mismo viejo escenario, las mismas viejas goteras, y sin atisbos de ninguna explosión por aquí. Pero entonces, algo raro, algo inusual apareció de la nada. ... Vi un platillo volante, f ...lotando sobre tu ventana. Lo viste desaparecer? Amie, ven, siéntate a mi lado, y léeme la historia de O. Y diles, cómo todavía crees que el fin de siglo traerá un cambio para ti y para mí. Nada raro, nada ha cambiado. Sólo un poco más viejos, eso es todo. Pero hay algo que sí he aprendido. Sabes cuándo lo has encontrado, porque lo padeces cuando lo pierdes. Algo extraño, algo inusual, viene de algún lugar. Pero yo no soy un milagro y tú no eres un santo, sólo un soldado más, camino a ninguna parte. Amie, ven, siéntate a mi lado, y léeme la historia de O. Y diles, cómo todavía crees que el fin de siglo traerá un cambio para ti y para mí. Amie, ven, siéntate a mi lado, y léeme la historia de O. Y diles, cómo todavía crees que el fin de siglo traerá un cambio para ti y para mí.

sábado, 2 de julio de 2011

Inicio de After dark. H. Murakami.




Perfil de una gran ciudad.



En el amplio panorama, la ciudad parece un gigantesco ser vivo. O el conjunto de una multitud de corpúsculos entrelazados. Innumerables vasos sanguíneos se extienden hasta el último rincón de ese cuerpo imposible de definir, transportan la sangre, renuevan sin descanso las células. Envían información nueva y retiran información vieja. Envían consumo nuevo y retiran consumo viejo. Envían contradicciones nuevas y retiran contradicciones viejas. Al ritmo de las pulsaciones del corazón parpadea todo el cuerpo, se inflama de fiebre, bulle. La medianoche se acerca y, una vez superado el momento de máxima actividad, el metabolismo basal sigue, sin flaquear, a fin de mantener el cuerpo con vida. Suyo es el zumbido que emite la ciudad en un bajo sostenido. Un zumbido sin vicisitudes, monótono, aunque lleno de presentimientos.

Nuestra mirada escoge una zona donde se concentra la luz, enfoca aquel punto. Empezamos a descender despacio hacia allí. Un mar de luces de neón de distintos colores. Es lo que llaman un barrio de ocio. Las enormes pantallas digitales instaladas en las paredes de los edificios han enmudecido al aproximarse la medianoche, pero los altavoces de las entradas de los locales siguen vomitando sin arredrarse música hip-hop 'en tonos exageradamente graves. Grandes salones recreativos atestados de jóvenes. Estridentes sonidos electrónicos. Grupos de universitarios que vuelven de una fiesta. Adolescentes con el pelo teñido de rubio y piernas robustas asomando por debajo de la minifalda. Oficinistas trajeados que cruzan corriendo la encrucijada a fin de no perder el último tren. Aún ahora, los reclamos de los karaoke siguen invitando alegremente a entrar. Un coche modelo Wagon de color negro y decorado de forma llamativa recorre despacio las calles como si hiciera inventario. Lleva una película negra adherida a los cristales. Parece una criatura, con órganos y piel especiales, que habita en las profundidades del océano. Una pareja de policías jóvenes hace la ronda por la misma calle con expresión tensa, pero casi nadie repara en ellos. A aquellas horas, el barrio funciona según sus propias reglas. Estamos a finales de otoño. No sopla el viento, pero el aire es frío. Dentro de muy poco comenzará un nuevo día.