domingo, 30 de octubre de 2011

De haberlo sabido. Quique Gónzalez


Letra:

De haberlo sabido
no hubiera dado todo en un principio
no hubiera sido la noche en tu espalda
ni congelándote de frío.
De haberlo sabido
me hubiera ido sin decirte nada
no hubiera sido tan duro contigo
no hubiera habido corazón en la garganta
Peor que el olvido
fue frenar las ganas de verte otra vez
peor que el olvido
fue volverte a ver
Me sobran Motivos
pero me faltas tú sobre la cama
y ahora que las calles están llenas de bandidos
cuando necesito de tu madrugada
cuando ya te has ido
cuando me parte en dos de una tajada
no hubiera dudado en quedarme contigo
de haber sabido que no me esperabas
Peor que el olvido
fue frenar las ganas de verte otra vez
peor que el olvido fue volverte a ver.


jueves, 27 de octubre de 2011

Especies de espacios. George Perec.

Matisse


Mis espacios son frágiles: el tiempo va a desgastarlos, va a destruirlos: nada se parecerá ya a lo que era, mis recuerdos me traicionarán, el olvido se infiltrará en mi memoria, miraré algunas fotos amarillentas con los bordes rotos sin poder reconocerlas. Ya no estará el cartel con letras de porcelana blanca pegadas en forma de arco circular sobre el espejo del pequeño café de la calle Coquillière: «Aquí consultarnos el Bottin» y «Bocadillos a todas horas».

El espacio se deshace como la arena que se desliza entre los dedos. El tiempo se lo lleva y sólo me deja unos cuantos pedazos informes:

Escribir: tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva: arrancar unas migajas precisas al vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos.


Fragmento.

Famous blue raincoat. Leonard Cohen


Letra original:

It's four in the morning, the end of December
I'm writing you now just to see
if you're better
New York is cold, but I like where I'm living
There's music on Clinton Street all through the evening.

I hear that you're building
your little house deep in the desert
You're living for nothing now,
I hope you're keeping some kind of record.

Yes, and Jane came by with a lock of your hair
She said that you gave it to her
That night that you planned to go clear
Did you ever go clear?

Ah, the last time we saw you
you looked so much older
Your famous blue raincoat
was torn at the shoulder
You'd been to the station to meet every train
And you came home without Lili Marlene

And you treated my woman to a flake of your life
And when she came back she was nobody's wife.

Well I see you there with the rose in your teeth
One more thin gypsy thief
Well I see Jane's awake –

She sends her regards.
And what can I tell you
my brother, my killer
What can I possibly say?
I guess that I miss you,
I guess I forgive you
I'm glad you stood in my way.

If you ever come by here, for Jane or for me
Your enemy is sleeping,
and his woman is free.

Yes, and thanks,
for the trouble you took from her eyes
I thought it was there for good
so I never tried.

And Jane came by with a lock of your hair
She said that you gave it to her
That night that you planned to go clear

Sincerely, L. Cohen


Traducción:

Son las cuatro de la mañana. Finales de diciembre.
Ahora mismo, te estoy escribiendo,
para saber si estás bien.
Nueva York es frío, pero me gusta donde vivo.
Suena música en Clinton Street durante toda la tarde.

He oído que estás haciéndote
una pequeña casa en medio del desierto.
Ahora, tu vida no tiene sentido.
Espero que escribas algún tipo de diario.

Sí, y Jane vino con un mechón de tu pelo.
Me dijo que se lo habías dado
aquella noche que decidiste cortar con todo.
¿Lo has hecho realmente?

La última vez que te vimos,
parecías mayor.
Tu famoso impermeable azul
estaba gastado por los hombros.
Has estado iendo a la estación a mirar los trenes.
Y volviste a casa, sin Lili Marlene.

Y has tratado a mi mujer como un objeto más de tu vida.
Y cuando volvió conmigo, ya no era la esposa de nadie.

Bueno, te veo ahí, con una rosa entre tus dientes.
Otro debilucho ladrón gitano.
Veo a Jane despierta.

Te manda recuerdos.
Y todo lo que puedo decirte,
hermano mío, mi asesino, es …
¿Qué puedo decir?
Supongo que te echo de menos.
Supongo que te perdono.
Me alegro de que te cruzaras en mi camino.

Si alguna vez vienes por aquí, ya sea por Jane, o por mí.
Tu enemigo estará durmiendo,
y su mujer es libre de hacer lo que quiera.

Sí. Y gracias
por el problema que le quitaste de delante.
Yo creía que estaría ahí siempre,
y por eso nunca había intentado solucionarlo.

Y Jane vino con un mechón de tu pelo.
Me dijo que se lo habías dado
aquella noches que decidiste cortar con todo.

Sinceramente, L. Cohen.


miércoles, 26 de octubre de 2011

3,587 muertes violentas registradas en el primer trimestre de este año.


Fuerza laboral, sector más golpeado por ola criminal

____________________________________________________

TEGUCIGALPA.- La violencia produce un duro impacto en la fuerza laboral del país con la muerte de 2,889 personas de 15 a 44 años de edad --población económicamente activa-- en el primer semestre de este año, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El informe establece que el primer semestre de este año ha estado marcado por una tendencia de incremento del 16. 2 por ciento de las muertes violentas en relación al año pasado. Señala que el homicidio es la manera de muerte más frecuente con 3, 587 víctimas, es decir, un 72. 8 por ciento del total de muertes violentas; y 22. 5 por ciento superior al número de homicidios ocurridos en el mismo período del año pasado.

Indica, asimismo, que 552 personas murieron a causa de golpes por accidentes de tránsito y 329 por causas indeterminadas. Unas 292 personas figuran como muertes no intencionales y se registran 166 suicidios.

El informe señala que en este período se registró un promedio mensual de 598 muertes con un incremento de 22. 5 por ciento en comparación al mismo período de 2010 que presentó 488 homicidios para pasar de 16 muertes diarias el año anterior, a 20 este año. Destaca que de enero a junio de 2010, mayo reportó 520 muertes; mientras que en el mismo mes del presente año se contabilizaron 690 víctimas.

AFECTADOS

Manifiesta que el grupo humano más afectado por la violencia está en el rango de 15 a 44 años de edad, con 2, 889 víctimas, que equivale al 80. 5 por ciento del total de las muertes por homicidios de ambos sexos. Añade que dentro de este grupo, el rango de edad de mayor frecuencia corresponde a hombres y mujeres jóvenes de 25 a 29 años de edad con 687 homicidios, equivalente al 19.15 por ciento.

El estudio revela que después se ubica el rango de edad de 20 a 24 años con 672 decesos que corresponde al 18. 7 por ciento. “La fácil disponibilidad de armas de fuego la hacen el principal instrumento de muerte por homicidio a nivel nacional con 3, 044 muertes, o sea el 84. 9 por ciento”, señala el documento.

VIOLENCIA F2-26-10-11

La coordinadora del Observatorio de la Violencia, Migdonia Ayestas, dijo que lo más lamentable de la escalada criminal es que no hay investigación.

El arma blanca representa el 10. 5 por ciento del total de homicidios ocurridos con 375 muertes, por lo que ambos instrumentos presentan una tendencia creciente del 25. 8 por ciento en el caso del arma de fuego y de 9. 3 por ciento el arma blanca.

MUERTES

Los ajustes de cuentas figuran con 1,108 casos, que representa el 30 por ciento, con una disminución en este período de tres muertes. Las riñas interpersonales ocasionaron 199 muertes que representan el 5. 5 por ciento; mientras que los robos dejaron 185 homicidios, o sea el 5. 25 por ciento.

Unas 37 personas murieron en hechos relacionados a maras y pandillas, 17 por conflicto intrafamiliar; 14 por violencia doméstica; y 52 fallecieron por acción policial ya sea en enfrentamientos en actos de servicio o por casos de uso excesivo de la fuerza. La coordinadora del Observatorio de la Violencia, Migdonia Ayestas, manifestó que la ola violenta se ha incrementado y está causando un fuerte impacto en la población joven.

Indicó que ellos están proponiendo establecer los mecanismos para prevenir la violencia generando fuentes de empleo para los jóvenes que año con año necesitan generarse ingresos. “Una de las preocupaciones es que estos casos no están suficientemente investigados, si seguimos en estas condiciones vamos a continuar siendo el país más violento del mundo”, dijo la entrevistada.

VIOLENTOS

--Los sábados, domingos y lunes son los días más violentos con un 51. 88 por ciento de homicidios.

--La zona norte encabeza la cifra de muertes violentas con 1,463 casos; seguido de la zona central con 892; la oriental con 567; la occidental 563; y la sur con 102 muertes.

Tomado de Diario Tiempo

Cine argentino. Dos películas a ver de Campanella.

J. J. Campanella

El mismo amor, la misma lluvia (1999)

Sinopsis

Jorge (Ricardo Darín), de 28 años, es la joven promesa de la literatura argentina, aunque en realidad vive de los cuentos románticos que escribe para una revista de actualidad. Una no-che conoce a Laura (Soledad Villamil), una so-ñadora camarera que sigue esperando el regreso de su novio, un artista que está montando una exposición en Uruguay y del que no tiene noticias desde hace meses. Laura y Jorge se convierten en pareja, y ella, convencida de que Jorge posee un gran talento, se empeña en que escriba literatura "de verdad". Pero la convivencia entre ellos se va deteriorando y su relación acaba en ruptura. A lo largo de casi dos décadas, descubriremos las alegrías, las ilusio-nes, las desilusiones y la esperanza de estos dos personajes y su entorno, narrados con humor, emoción, grandes dosis de ironía y una pizca de sarcasmo.




___________________________________________________

El secreto de sus ojos (2009)

Ganadora del Óscar a la mejor película de habla no inglesa.

Sinopsis

Benjamín Espósito ha trabajado toda la vida como empleado en un Juzgado Penal. Ahora acaba de jubilarse, y para ocupar sus horas libres decide escribir una novela. No se propone imaginar una historia inventada. No la necesita. Dispone, en su propio pasado como funcionario judicial, de una historia real conmovedora y trágica de la que ha sido testigo privilegiado. Corre el año 1974, y a su juzgado se le encomienda la investigación sobre la violación y el asesinato de una mujer. Espósito asiste a la escena del crimen, es testigo del ultraje y la violencia sufrida por esa muchacha. Conoce a Ricardo Morales, quien se había casado con ella poco tiempo antes y la adora con toda su alma. Espósito intentará ayudarle a encontrar al culpable.



martes, 18 de octubre de 2011

Intemperie, un nuevo álbum de Luis Eduardo Aute.

L. E. Aute


El 16 de noviembre de 2010, Luis Eduardo Aute publica Intemperie, un nuevo álbum. Han pasado 42 años desde que apareció su primer LP (antes había lanzado singles con emblemas como Aleluya nº1) y su carrera musical comprende 32 álbumes, una obra inmensa y ejemplar, plagada de canciones incrustadas en nuestra memoria vital. Dentro de esta trayectoria, Intemperie es uno de los grandes discos de Luis Eduardo Aute y se presenta en concierto el en Pamplona, Madrid y Barcelona (ver agenda conciertos).

Es un disco largo, con 14 nuevas canciones compuestas por Aute en las que se reflejan todas las pautas que han marcado su música durante más de cuatro décadas.Intemperie es un álbum con una tremenda carga crítica, bañado de escepticismo, desesperanza, lirismo, duda, paradoja, referencias literarias y cinematográficas, simbolismo… Y como siempre, recorriendo diferentes estilos musicales, con unas letras duras, impecables e inspiradas y que es, ya es hora de decirlo, una nueva demostración de que Luis Eduardo Aute es uno de los mejores autores-intérpretes que ha dado la música popular española en su historia.

Con una voz cálida y matizada, capaz de expresar los textos más duros con la mayor suavidad, Luis Eduardo Aute vuelve a demostrar en Intemperie que es el más crítico de los críticos, siempre lúcido en su visión del mundo actual, con buenas dosis de desengaño y abandono pero siempre depositando un rayo de esperanza en la persona como individualidad y en el sentimiento como bálsamo. Intemperie es un álbum nada convencional, de enorme vena, musicalmente rico y con una producción que envuelve y enmarca las canciones con delicadeza, preciosismo y exquisitez.

Portada Intemperie Aute

“Quiero huir lo antes posible de la inhóspita armonía, de tristezas como losas e inconfesas cobardías, a la espera de esperanzas que jamás verán el día”. El álbum arranca con esta frase de la canción Un soplo de alegría, uno de los grandes temas del álbum sostenido con un magnífico groove rítmico, la primera de las excelentes interpretaciones de Aute que enriquecen Intemperie y una letra impregnada de escepticismo con el abrazo como último (¿único?) refugio.

Después llega Intemperie (“Perdido el norte, el este, el oeste y el sur, qué pretenden con tantas hambrunas y pestes y guerras y muertes en serie, si todos estamos a albur de la intemperie”), canción que da título al álbum. Un tema sereno, ambiental, muy duro en el texto que contrasta con una música de gran lirismo. Otra obra mayor del Aute emocional, que da paso a Hay cosas peores (“Si aún te duele no saber por qué estás vivo, pon la tele que te ofrecerá el motivo: el del sueño de los monstruos racionales en su empeño de apostar por neandertales”) que camina con un swing muy jazzy, mientras Quiéreme (“Quiéreme aunque sea de verdad, quiéreme y permíteme el exceso. Quiéreme si es posible sin piedad, quiéreme antes del último beso”) es otra de las grandes canciones de amor incondicional de Aute, una joya a ritmo más que lento, cálida, nocturna, entregada, destinada a situarse junto a sus creaciones más emblemáticas, que son muchas.

Amor a mares (“Al hilo de la opinión de algunos que dicen que el mundo se derrrumba, que el pérfido siglo XXI se cava su prematura tumba; les pido a esos nuevos Jeremías que ya no lamenten por los muros el triste final de una utopía que puso a subasta su futuro”) tiene un tratamiento sofisticadamente pop; Atenas en llamas (“Y hablando nos dio como un rapto por la antigua Europa que ya no va a lomos del toro sino de la tropa; que marcha pisando las ruinas de la inteligencia, del mármol que está a la intemperie de la decadencia”) es otra balada que invoca a Grecia como cuna y tumba de una civilización occidental a la intemperie; Nada (“No es que el silencio haya tomado la palabra, ni que los años pasen sin pedir perdón, ni que la calma sólo sea un mal presagio, no que le falte al aire su respiración. No es eso, no. […] Lo que sucede es que ya no sucede nada entre tú y yo”) es una de las canciones más emocionantes del álbum, exquisitez vestida de jazz manouche y con una extraordinaria interpretación de Aute.

Después, Allí (Un perro andaluz) (“Allí donde el cine es un sueño de retretes en fila y la nube navaja que sajó una pupila”) es un estupendo homenaje a Luis Buñuel (una nueva referencia cinematográfica en la obra de Aute); Somnis de la Plaça Rovira está escrita y cantada en catalán y baña de nostalgia a esta plaza del barrio de Gracia barcelonés; Alguien sueña por ahí (“Habéis vendido hasta los sueños al padrino, pero no importa porque a la corta habrá de nuevo alguien que sueñe por ahí, alguien que sueñe que alguien sueña por ahí”) es otra canción oxímoron de desesperanza esperanzada, o viceversa, y Toda una vida (“Y así hemos ido paso a paso sin previsión de porvenir, sorteando el filo de fracaso o de la huida”) tiene el aroma de canciones emblemáticas de Aute como La belleza.

En la recta final del álbum, ¿Qué me pasa doctor? (“Porque no tengo móvil, ni acciones en bolsa, ni tele de plasma en 3D, ni un equipo de fútbol, ni ropa de marca, ni sé como entrar en la red. ¿Qué me pasa doctor, qué me pasa? Será el síndrome de la perdiz, pero siento tener que decirle, doctor, que me siento feliz, muy feliz”) es una canción amable, a ritmo de vals y con aire rive gauche; Volver al agua (“Me apresura la inaplazable sed de volver al agua, al origen mismo donde se fraguara el hierro de la vida”) es una canción-poema breve, planeante, ambiental, magnífica, que da paso al cierre con El canto de las sirenas (“Ay Ulises, átame a tu mástil que quiero escuchar contigo el airado canto de tus soñadas sirenas”), donde vuelve a utilizar los símbolos para jugar a la contradicción.

Contarportada Intemperie

Son las canciones de Intemperie, un álbum grabado en septiembre de 2010 en los Estudios Cézanne de Madrid con los músicos Tony Carmona (guitarras, producción y arreglos), Igor Tukalo (piano, acordeón, teclados), Javier Sáiz (bajo) y Fernando Favier (batería), con la ayuda de Miguel Aute (guitarra, teclados y arreglos en El canto de las sirenas). Excelentes músicos, capaces de aportar a las canciones de Aute los matices y el preciosismo necesarios sin rebuscamiento y con un trabajo de Tony Carmona en la producción y arreglos digno de reconocimiento.

Es lo nuevo de Luis Eduardo Aute (Manila, 1943), creador heterogéneo donde los haya y que desde los comienzos de su larga trayectoria ha mezclado con sentido y compromiso música, pintura, cine y poesía. Publicó sus primeros singles en 1966 y en 1968 lanzó un álbum con 24 canciones breves. En 1973, el disco Rito fue el primero de su primera trilogía: Canciones de amor y muerte. En 1978, el álbum Albanta marcó el comienzo de la segunda trilogía: Canciones de amor y vida. Su tercera trilogía, Canciones de amor y duda, comenzó en 1982 con Fuga y la cuarta, Canciones de amor y rabia, en 1989 con el disco Segundos fuera.

Esta serie de cuatro trilogías en veinte años terminó en 1992 con el álbum Slowly, tras publicar decenas de grandes canciones que permanecen en la memoria colectiva. Antes, durante o después, obras diferentes y adelantadas como Templo (1987), Animal(1994) o Aire/Invisible (1998), cantado en español e inglés. En 2007 publicó A día de hoy, el 29º de una carrera que también incluye Auterretratos Vol. 1 (2003), Auterretratos Vol. 2 (2005) y Auterretratos Vol. 3 (2009), tres 2-CD que ponen al día con nuevas grabaciones y arreglos las grandes canciones de un artista capital de la historia musical española. En diciembre de 2008, Aute lanzó Memorable cuerpo coincidiendo con el 40º aniversario de la publicación de su primer álbum. Era una edición especial de lujo limitada y numerada que ofrecía un recorrido por 115 de las mejores canciones de su carrera a través un lanzamiento único con siete CD (uno de ellos inédito y otro descatalogado), un DVD doble con dos conciertos nunca publicados comercialmente, un libro de 84 páginas con fotos y reproducciones de la obra gráfica del artista y una “boligrafía” (dibujo hecho con bolígrafo) firmada por el autor para coleccionistas.

Paralelamente a esta carrera musical, sólo parcialmente reflejada aquí, Luis Eduardo Aute ha publicado 13 poemarios (el primero, La matemática del espejo, en 1975), dirigido ocho cortometrajes y películas (entre ellas Un perro llamado Dolor en 2001) y realizado incontables exposiciones de sus pinturas, desde la primera en Madrid en 1960 a la última retrospectiva en el centro Niemeyer de Avilés en 2010.

Música, poesía, cine, pintura… Es la obra que recorre la vida de Luis Eduardo Aute, que el 16 de noviembre ofrece su última entrega con Intemperie. Un gran álbum, destinado a incluirse entre lo mejor de la carrera de un clásico entre los clásicos que nunca ha perdido el pulso con lo que late en la calle, con lo que pasa en el mundo, con lo que afecta a las personas.


Fuente: Web de Aute

Video


Intemperie:


----------------------------------------------------
2 canciones del disco

Un soplo de alegría:

Quiero huir lo antes posible
de la inhóspita armonía
de tristezas como losas
e inconfesas cobardías
a la espera de esperanzas
que jamás verán el día.

No pretendo entrega alguna,
ni siquiera compañía
que me espante soledades
porque no te pediría
nada que yo no pudiera
ofrecerte en garantía.

Estaría bien
aparcar alevosías
para siempre, amén...
Y sentir, amiga mía,
que en tu abrazo aún hay tiempo
para un soplo de alegría.

No soporto por más tiempo
la implacable hipocresía
de fantasmas que trafican
dádivas de ideologías
con postores impostores
de sus propias felonías.

Como ves, no necesito
ni decálogos vigías
ni verdades sin fisuras
ni prudentes herejías
ni banderas pira sangre
que rematen geografías.

Estaría bien...

Mi indecencia ya no admite
tanta estrafalaria orgía
de materia que confunde
sueños con pornografía
reduciendo la Belleza
a valor de mercancía.

No te inquietes si te digo
que mi añeja biología
no se encuentra con las fuerzas
de seguir la travesía
si no se ata a tu mirada
de espejismos y poesía.


Intemperie:

Emboscado en las entrañas de una travesía
de cien mil desiertos que no admiten vuelta atrás,
siento que el camino que he quemado cada día
me conduce, cuando acaba, a otro desierto más.

Pero sigo andando en busca de algún espejismo
por si alguna vez alguno de ellos es el mar,
los hallados hasta ahora sólo han sido abismos
por los que caí por no adorar ningún altar.

Perdido el norte,
el este, el oeste y el sur...
qué pretenden con tantas hambrunas
y pestes y guerras y muertes en serie,
si todos estamos al albur
de la intemperie.

Y así voy sorteando tumbas son el santo y seña,
huérfano de estrellas que me indiquen algún sol,
pero ya no hay luz, ni fuego, ni siquiera leña,
ni la noche melancólica del girasol.

Y aunque sé que ya no existen mapas inocentes
voy a la deriva como va mi poca fe
en creer que puedo huir de la Hidra Inteligente,
ese Pandemónium del Poder que nadie ve.

Perdido el norte,... (bis)


Acordes con Leonard Cohen. Entrevista a Luis Eduardo Aute.



"Leonard Cohen (1934) tiene una importancia trascendental en mi vida, en mi trabajo, yo la primera vez que lo escuché fue a principios de los 60's, 70's. Y realmente me sorprendió muchísimo sus canciones que eran muy distintas a lo que se escuchaba habitualmente. Dylan ya había aparecido, eh, Dylan fue muy sorprendente también, eh, me empujó a la idea de escribir canciones, pero Cohen me confirmó esa idea, cuando lo escuché me dije yo quiero escribir canciones como este señor." (L. E. Aute, 1943).




Versión de la canción "Futuro" (Leonard Cohen) por Luis Eduardo Aute:



Letra:

Dame crack y sexo anal,
alguien para torturar,
no hay nadie por aquí,
me siento solo.
Quiero el íntegro control
sobre toda la nación
y acuéstate a mi lado
¡es una orden!

Coge el único ciprés
antes de cuente tres
y mételo en culo
de tu cultura.
Venga ya, dame el telón,
¿dónde está la Inquisición?
He visto el futuro,
es un crimen.

Esto va a rodar por todos lados.
No habrá nada que se tenga alrededor.
Los vientos del horror cruzan el tiempo,
dejando traspuesto el firme corazón.

¡Dóblate, di perdón!
¡Y yo qué coño sé!


No tienes idea de mí,
soy judío de perfil,
pero fui yo
quien escribió la Biblia.
Ejércitos de gran valor
vi caer sin remisión,
pero si hay amor,
habrá vida.

Tu siervo aquí alza la voz:
"Deja el revólver, deja la hoz.
Esto es el fin,
se ha acabado".
Y cuando el cielo se paró
el mismo diablo se calmó.
He visto el futuro,
es un crimen.

Desde Kabul a Londres,
Tánger, Nueva York,
ya sólo queda ver lo peor.
Habrá espectros,
habrá fuego y dolor,
pero aquí no acaba el baile.
Verás colgando a tu mujer e hijos,
maldecirás a aquel que lo hizo,
mientras los pobres poetuchos cantarán
imitando a Charles Manson,
y no acaba el baile.

Venga ya, dame el telón,
¿dónde está la Inquisición?
Dame a Cristo
o dame Hiroshima.
Destruye otro feto ya,
no quiero niños a mi edad.
He visto el futuro,
es un crimen.




"Futuro" por Leonard Cohen



Letra:

Give me back my broken night
my mirrored room, my secret life
it's lonely here,
there's no one left to torture
Give me absolute control
over every living soul
And lie beside me, baby,
that's an order!
Give me crack and anal sex
Take the only tree that's left
and stuff it up the hole
in your culture
Give me back the Berlin wall
give me Stalin and St Paul
I've seen the future, brother:
it is murder.

Things are going to slide, slide in all directions
Won't be nothing
Nothing you can measure anymore
The blizzard, the blizzard of the world
has crossed the threshold
and it has overturned
the order of the soul
When they said REPENT REPENT
I wonder what they meant
When they said REPENT REPENT
I wonder what they meant
When they said REPENT REPENT
I wonder what they meant

You don't know me from the wind
you never will, you never did
I'm the little jew
who wrote the Bible
I've seen the nations rise and fall
I've heard their stories, heard them all
but love's the only engine of survival
Your servant here, he has been told
to say it clear, to say it cold:
It's over, it ain't going
any further
And now the wheels of heaven stop
you feel the devil's riding crop
Get ready for the future:
it is murder

Things are going to slide ...

There'll be the breaking of the ancient
western code
Your private life will suddenly explode
There'll be phantoms
There'll be fires on the road
and the white man dancing
You'll see a woman
hanging upside down
her features covered by her fallen gown
and all the lousy little poets
coming round
tryin' to sound like Charlie Manson
and the white man dancin'

Give me back the Berlin wall
Give me Stalin and St Paul
Give me Christ
or give me Hiroshima
Destroy another fetus now
We don't like children anyhow
I've seen the future, baby:
it is murder

Things are going to slide ...

When they said REPENT REPENT ...

___________________________________


COHEN, EN VERSIÓN ESPAÑOLA


Es inimitable, aunque le han llovido versiones desde todo el mundo. Muchos artistas españoles, admiradores del flamante Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Leonard Cohen, han reinterpretado alguno de sus himnos. Como la versionadísima 'Hallelujah', que se ha podido escuchar por ejemplo, en inglésde boca de Christina Rosenvinge, convencida, ha dicho en ocasiones, de que gente como él y como Dylan (Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2007) han elevado las letras de las canciones a la misma categoría que la poesía.

Kiko Veneno adaptó su 'Bird on Wire' en Pájaro en el cable y Nacho Vegas tradujo 'The Stranger' y ha mostrado su versión 'El extranjero', incluso a dúo con Rosenvinge.

Así suena 'El extranjero', de Vegas.

Lorca fue inspiración para Cohen -incluso llamó a su hija con el apellido de poeta-, que tomó 'Pequeño vals vienés' para transformarlo en 'Take this waltz', uno de sus temas emblemáticos, que a su vez versinó Ana Belén en su disco 'Lorquiana' (1998). Y todo porque el canadiense, de adolescente, se topó con uno de los libros del granadinos en una librería de Montreal.

De Lorca, pero también de Cohen, bebieron Enrique Morente -quien llegó a grabar con Cohen- y el grupo Lagartija Nick en ese experimento revolucionario de la música llamado 'Omega', con versiones que inauguraban el nuevo flamenco como ésta de'First we take Manhattan', a la que también ha dado una vuelta Amaral en algún directo.

Aute y 'El futuro'

Joaquín Sabina, otro de los grandes admiradores del Premio Príncipe de Asturias, puso letra a una melodía de Cohen para el álbum "Alivio de luto", con el tema "Pie de guerra".

En ingés también le ha versionado Enrique Bunbury, que siempre habla del compositor canadiense como de su "comandante Cohen", en temas como'Who by fire'. El ex Héroes del Silencio le homenajeó, junto con Andrés Calamaro, Loquillo y Jaime Urruitia, en el tema 'El hombre de negro', de Johnny Cash.

Jabier Muguruza y 'So long Marianne'

Además, Javier Colis ha versionado 'The butcher' y Xoel López, con Deluxe, también se animó con el 'Hallelujah' -'Aleluya' en versión Omega-.

Otros homenaje coral fue el realizado por músicos como Aute, Santiago Auserón, o Jabier Muguruza, entre otros, en el disco 'Acordes con Leonard Cohen' (2007), grabado durante el Festival de Porta Ferrada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), con las letras adaptados al castellano por el poeta Alberto Manzano.

Versión o perversión, youtube se ha convertido en un almacen de todas estas interpretaciones a la salud de Cohen. ¿Cuál es su preferida?


Fuente: El Mundo.es

lunes, 17 de octubre de 2011

Entre la letra y la sangre. Ernesto Sábato.

Ernesto Sabato y Mercedes Sosa.

“Inestable, depresivo, con una lúcida conciencia de su valer, influenciable ante lo negativo y tan ansioso de ternura y de cariño como podría serlo un niño abandonado. Esta necesidad casi patológica de ternura hace que comprenda y sienta de tal manera a los desvalidos y desamparados. Pero también –y debo subrayar cada vez menos- es arbitrario y violento, y hasta agresivo, aunque creo que estos defectos son producto de su impaciencia (…). Para escribir, para liberarse de sus obsesiones y traumas necesita verse rodeado de un muro de cariño, de compresión y de ternura (…) ha sido desde niño un alma meditativa, un artista. Con un interior melancólico, pero al mismo tiempo rebelde y tumultuoso. La ciencia lo limitaba en forma atroz, de modo que fue lógico haber buscado el único cauce que podía ayudarlo a expresar, a vomitar su tormento interior: la novela”.


(Carta de Matilde KusminskyRichter en repuesta a una carta de Carlos Catania.
Ernesto Sábato. Entre la letra y la sangre. Conversaciones con Carlos Catania. )

viernes, 14 de octubre de 2011

La poesía no es fútbol, ni béisbol. Álvaro Mutis.

Álvaro Mutis


MAZ. Es inconcebible aceptar la opinión de algunos escritores reconocidos con respecto a que la poesía es la antesala de la narrativa, porque tal vez no pudieron llegar a la poesía y se desviaron hacia la prosa; recordemos nada más al seudónimo Julio Denis que publicara un poemario titulado Presencia, el que luego sería el gran Cortázar que todos conocemos.


A.M. Me parece un adefesio inconcebible el pensar que la poesía sea la antesala de la narrativa o de ninguna otra expresión literaria. La poesía no es fútbol, ni béisbol, ni hay mejores ni hay grandes ligas ni se trata de esa especie de puntuación en que se ha estado cayendo últimamente y que me parece bastante lamentable y muy empobrecedora. Yo le pregunto, bastaría preguntarle, de qué narrativa es antesala La divina comedia, de qué narrativa es antesala la poesía de Quevedo, acaso de Los sueños, del gran Buscón, del Buscón y gran tacaño? Sería también un adefesio el que diga que la narrativa es la antesala de la poesía, se cometería el mismo error lamentable. Se está equivocando en la apreciación realmente y en el juicio de estas dos maneras que tiene el hombre de decir su misma miseria y sus pequeñas dichas. Entonces casi diría que no entiendo cómo se puede concebir esto, si alguna persona que se dedicó a la narrativa en su juventud hizo poemas, pues sencillamente sus poemas no eran suficientes ni bastantes para contener lo que él quería decirle a los hombres, y se pasó a la narrativa que le fue más eficaz, pero esto no se puede generalizar en forma tal porque se llegaría a la cosa monstruosa de preguntarse ¿de qué clase de narrativa es antesala la poesía de Rimbaud por ejemplo? No, realmente me niego a considerar siquiera esta posibilidad que me parece de nuevo un completo adefesio.


Entrevista de Miguel Ángel Zapata a Álvaro Mutis

1986


Para leerla completa: Entrevista

"La poesía depende de la libertad intelectual". Virginia Woolf



Puede que me reprochéis el haber insistido demasiado sobre la importancia de lo material (aquí se refiere a la pensión y su habitación propia). Aun concediendo al simbolismo un amplio margen y suponiendo que quinientas libras signifiquen el poder de contemplar y un pestillo en la puerta el poder de pensar por sí mismo, quizás me digáis que la mente debería elevarse por encima de estas cosas; y que los grandes poetas a menudo han sido pobres. Dejadme entonces citaros las palabras de vuestro propio profesor de Literatura, que sabe mejor que yo qué entra en la fabricación de un poeta. Sir Arthur Quiller-Couch escribe:

¿Cuáles son los grandes nombres de la poesía de estos últimos cien años aproximadamente?

Coleridge, Wordsworth, Byron, Shelley, Landor, Keats, Tennyson, Browning, Arnold, Morris, Rossetti, Swinburne. Parémonos aquí. De estos, todos menos Keats, Browning y Rossetti tenían una formación universitaria; y de estos tres, Keats, que murió joven, segado en la flor de la edad, era el único que no disfrutaba de una posición bastante acomodada. Quizá parezca brutal decir esto, y desde luego es triste tener que decirlo, pero lo rigurosamente cierto es que la teoría de que el genio poético sopla donde le place y tanto entre los pobres como entre los ricos, contiene poca verdad. Lo rigurosamente cierto es que nueve de esos doce poetas tenían una formación universitaria: que significa que, de algún modo, consiguieron los medios para obtener la mejor educación que Inglaterra puede dar. Lo rigurosamente cierto es que de los tres restantes, Browning, como sabéis, era rico, y me apuesto cualquier cosa a que, si no lo hubiera sido, no hubiera logrado escribir Saúl o El anillo y el libro, de igual modo que Ruskin no hubiera logrado escribir Pintores modernos si su padre hubiera logrado ser un próspero hombre de negocios. Rossetti tenía una pequeña renta personal; además pintaba. Solo queda Keats, al que Atropos mató joven, como mató a Jonh Clare en un manicomio y a James Thomson por medio del láudano que tomaba para drogar su decepción. Es una terrible verdad, pero debemos enfrentarnos con ella. Lo cierto –por poco que nos honre como nación- es que, debido a alguna falta de nuestra sistema social y económico, el poeta pobre no tiene hoy día, ni ha tenido durante los pasados doscientos años, la menor oportunidad. Creedme –y he pasado gran parte de diez años estudiando unas trescientas veinte escuelas elementales-, hablamos mucho de democracia, pero de hecho en Inglaterra un niño pobre no tiene más esperanzas que un esclavo ateniense de lograr esta libertad intelectual de la que nacen las grandes obras literarias.

Exactamente. La libertad intelectual depende de cosas materiales. La poesía depende de la libertad intelectual.

Una habitación propia

miércoles, 12 de octubre de 2011

Entre cada palabra. Marta Gómez.


Letra:

Cuando el sol se detenga
y la lluvia no alcance
a mojar la tristeza
que por lo menos me quedes tú.

Si el amor se me olvida
y la voz no me alcanza
para hablarle a tu pena
de qué me sirve que quedes tú.

Si la vida se escapa
entre cada palabra
si el besarte no basta para ser feliz
de qué me sirve que estés aquí

Aunque el sol se detenga
y la lluvia no alcance
a mojar la tristeza estas tú.

Si la voz no me alcanza
que el amor nunca olvide
el camino a tu boca y a tu alma.

Que la vida se escape entre cada palabra
que el besarte me baste para ser feliz,
para ser feliz.

lunes, 3 de octubre de 2011

¡Hie! Arthur Cravan

Arthur Cravan


¿Qué alma disputará mi cuerpo?
Oigo la música:
¿me arrastrará?
Me gusta tanto el baile
y las locuras físicas
que siento con evidencia
que, de haber sido jovencita,
habría acabado mal.
Pero desde que estoy sumergido
en la lectura de esta revista ilustrada
juraría no haber visto en mi vida
fotografías tan maravillosas:
el océano perezoso meneando las chimeneas,
veo en el puerto, sobre el puente de los vapores,
entre mercancías imprecisas,
mezclarse los chóferes con los marineros;
cuerpos lisos como máquinas,
mil objetos de la China,
las modas y los inventos;
luego, dispuestos a atravesar la ciudad,
en la suavidad de los automóviles,
los poetas y los boxeadores.
¿Cuál es esta noche mi error?
¿Qué entre tanta tristeza
todo me parece bello?
El dinero que es real,
la paz, las vastas empresas,
los autobuses y las tumbas;
los campos, el deporte, las queridas,
hasta la vida inimitable de los hoteles.
Quisiera estar en Viena y en Calcuta.
Tomar todos los trenes y todos lo navíos,
fornicar con todas las mujeres y engullir todos los platos.
Mundano, químico, puta, borracho, músico, obrero, pintor, acróbata, actor;
viejo, niño, estafador, granuja, ángel y juerguista; millonario, burgués, cactus, jirafa o cuervo;
cobarde, héroe, negro, mono, Don Juan, rufián, lord, campesino, cazador, industrial,
fauna y flora:
¡soy todas las cosas, todos lo hombres y todos los animales!
¿Qué hacer?
Probaré con el aire libre,
¡quizás ahí podría prescindir
de mi funesta pluralidad!
Y mientras la luna
más allá de los castaños,
unce sus lebreles,
e, igual que un caleidoscopio
mis abstracciones
elaboran las variaciones
de los acordes
de mi cuerpo,
que mis dedos pegados
a la delicia de mis llaves
absorben frescos síncopes,
bajo mociones inmortales
mis tirantes vibran;
y, peatón ideal
del Palacio Real,
me embriago de candor
incluso con los malos olores.
Repleto de una mezcla
de elefante y de ángel,
lector mío, paseo bajo la luna
tu futura no fortuna,
armada con tanta álgebra
que, sin deseos sensuales,
entreveo, fumadero del beso,
coño, mamada, agua, África y descanso fúnebre,
detrás de los estores ya tranquilos,
la calma de los burdeles.
Bálsamo, ¡oh mi razón!
Todo París es atroz y yo odio mi casa.
Los cafés ya están oscuros.
Sólo queda, ¡oh mis histerias!
Los claros establos
de los urinarios.
Ya no puedo seguir quedándome fuera.
Esta es tu cama; sé tonto y duerme.
Pero, último inquilino
que se rasca tristemente los pies,
y, aunque cayendo a medias,
si yo oyese sobre la tierra
retumbar las locomotoras,
¡cuán atentas podrían volverse mis almas!

Olvídame tú. Miguel Bosé.


Todas nuestras tardes son
bajo estrellas escondidas
luces que mi corazón
se pensaría

Desnudarme como soy
siendo así como la arena
que resbala en tu querer
por donde fuera

Darte para retenerte
recelar si no me miras
con tus ojos
tu boca,
tu sabia que es mia,mia.

Responde a mi nombre
si te lo susurran
arranca de todo mi piel
que es tan tuya
que arda mi cuerpo si
no estás conmigo amor.

Olvidame tú
que yo no puedo
no voy a entender el amor
sin tí

Olvidame tú
que yo no puedo
dejar de quererte
por mucho que lo intente
no puedo
olvidame tú.

Que bonito cuando el sol
derramo sobre nosotros
esa luz que se apagó
y que se perdia.

Si tú quieres quiero yo
palpitar de otra manera
que nos lleve sin timón
lo que nos queda.

Sentiremos tal vez frio
si no existe poesía
en tus ojos,tu boca
tu sabia que es mia,mia.

Y el tiempo nos pasa
casi inardvertido
golpea con fuerza
lo tuyo y lo mio
que pena ignorarlo
y dejarlo perdido amor.

Olvidame tú
que yo no puedo
no voy a entender el amor
sin tí

Olvidame tú
que yo no puedo
dejar de quererte
por mucho que lo intente
no puedo
olvidame tú.
Olvidame tú....

sábado, 1 de octubre de 2011

Poemas de Desde el hospicio en portugués.


Traducidos por el poeta Antonio Miranda,

Director de la Biblioteca de Brasilia, Brasil.



TEXTOS EN ESPAÑOL / TEXTOS EM PORTUGUÊS

De
DESDE EL HOSPICIO
San Pedro Sula, Honduras: Editorial Nagg y Nell, 2008

III

Nadie ama a outro como a sí mismo.
W. Blake

No amo a nadie como a mí misma
y a la humanidad
no puedo retenerla en un espejo.
Cuánto me repugnan los poetas,
tan inocentes; creen inventarme,
creen que me ocultan,
que me salvan.


Eremita

De los versos hice mi família,
con ellos conviví, a ellos insulté.
Tan áspera ternura despertaron.
Reímos. Cuántas heridas nos disimulamos.


En una calle

Me encontraron en una calle
con una lluvia dentro de un libro.
Me encontraron em la calle
en una habitación en forma de libro.


VI

En tu sombra no hay puerta.
Tuve suerte al dejarme a tiempo.
Me deseé abismo. Muerto.
Trabajé la pestilência. Los pájaros perversos.
Trabajé la aurora y la disperse: blasfemo niebla.
Pude desafiarme. Supe que debía morir
y me alejé como octubre.
Fui avaro con la vida, con el amor, con la sombra.


No hay viento aquí, ni manos ni rostro.
(Segunda versión)

El viento me había comido
pare de la cara y las manos.

Alejandra Pizarnik

No hay viento aquí, ni manos ni rostro.
Con un suspiro se borra el cuerpo.
Y me lloran como se llora a um cadáver al que no quieren
arrancar de su sombra.

=====================================================================

TEXTOS EM PORTUGUÊS
Tradução de Antonio Miranda

III

Ninguém ama a outro como a si mesmo.
William Blake

Não amo ninguém como a mesma
e à humanidade
não posso detê-la num espelho.
Como me repugnam os poetas,
tão inocentes; crêem inventar-me,
crêem que me ocultam,
que me sonham.


Eremita


Como versos fiz minha família,
com eles convivi, insultei-os.
Tão áspera ternura despertam.
Rimos. Quantas feridas dissimulamos.


Numa rua

Me encontraram numa rua
com uma chuva dentro de um livro.
Me encontraram na rua
na habitação em forma de livro.


VI

Em tua sombra não tem porta.
Tive tempo ao deixar-me a tempo.
Me desejei abismo. Morto.
Trabalhei a aurora e dispersei: blasfemou névoa.
Pode desafiar-me. Soube que devia morrer
e me afastei como outubro.
Fui avaro com a vida, com o amor, com a sombra.


Aqui não tem vento, nem mãos nem rosto
(Segunda versão)

El viento me había comido
parte de la cara y las manos

Alejandra Pizarnik

Aqui não tem vento, nem mãos nem rosto.
Com um suspiro apaga-se o corpo.
Choram por mim como se chora um cadáver que não querem
arrancar de sua sombra.


XIII


Obrigam-me a viver.

Página publicada em setembro de 2009


fuente: www.antoniomiranda.com.br

La mer. Charles Trénet



Letra:

La mer
Qu'on voit danser le long des golfes clairs
A des reflets d'argent
La mer
Des reflets changeants
Sous la pluie

La mer
Au ciel d'ete confond
Ses blancs moutons
Avec les anges si purs
La mer bergere d'azur
Infinie


Voyez
Pres des etangs
Ces grands roseaux mouilles
Voyez
Ces oiseaux blancs
Et ces maisons rouillees

La mer
Les a berces
Le long des golfes clairs
Et d'une chanson d'amour
La mer
A berce mon coeur pour la vie

Los insectos piensan. Robert Benchley



En un libro reciente, titulado La vida psíquica de los insectos, el profesor Bouvier recomienda no adjudicar inteligencia a esos minúsculos seres alados aunque se comporten de un modo que permita sospecharlo. Probablemente sólo se trate de reflejos.

Sin embargo, me gustaría someter a consideración del profesor un caso que prueba la facultad de razonar de un insecto, cuya conducta no podría explicarse satisfactoriamente de otro modo.

Durante el verano de 1889, mientras preparaba mi tratado sobre La risa en las ninfas, criamos una mosquita hembra en nuestra casa de campo de los Adirondacks. En verdad era más nuestra hija que nuestra mosquita, a pesar de que tenía más aspecto de mosquita que de chica, detalle que, entre otros, nos permitía distinguirla.

Cuando la recogimos era aún una mosquita adolescente (trece o catorce años), y durante algún tiempo no conseguimos que comiera ni bebiera. ¡A tal punto llegaba su timidez! Como era hembra, quisimos llamarla “Miriam” pero le quedó el sobrenombre que le habían puesto los chicos: “Pelotita”.

Una noche en que me había quedado hasta muy tarde trabajando en mi laboratorio, al utilizar una botella de gin y otros elementos químicos, tropecé con un nueve de diamante, que había rodado por el piso e hice caer el fichero en que estaban clasificados los nombres y las direcciones de todas las mosquitas de América del Norte que valía la pena de conocer, y las fichas se desparramaron por el piso.

Cuando bajé a la mañana siguiente, encontré a “Pelotita” todavía dormida en su caja, visiblemente agotada. Lo que, por otra parte, no tenía nada de extraño: las fichas caídas seguían en el piso, exactamente en el mismo lugar en que las había la noche antes. La fiel mosquita las había estudiado, sobrevolándolas toda la noche, preguntándose si debía recogerlas y guardarlas nuevamente en el fichero o si, por el contrario, debía dejarme a mí ese trabajo, pues corría el riesgo de aumentar el desorden al ordenarlas, dado que su ignorancia en materia de ninfas –salvo en el caso de las ninfas de mosca- era casi total. La empresa superaba, sencillamente, a su competencia y, descorazonada, se metió en su caja y lloró hasta que se quedó dormida.

Si este ejemplo no invalida la declaración del profesor Bouvier que pretende que los insectos sin incapaces de razonar, hago tablas.